Suso Álvarez: “Alejandra y yo somos amigos, nos llevamos bien, pero nada más”

Le conocimos durante su participación en ‘Gran Hermano 16’, en el año 2015, siendo irreverente, cara dura y un ligón. Pero ahora, Suso Álvarez ha dado un cambio radical a su vida. Está centrado en su faceta de colaborador de “Viva la vida” y diferentes realities de Mediaset, estudia Psicología para tener un plan B y además vive enamorado de una joven enfermera llamada Amanda, con la que sueña estar el resto de su vida.

Llegaste a la tele por casualidad, pero ya llevas tres años en “Viva la vida”…

Sí, ahí y en los debates de los realities. Esta etapa es la mejor de mi vida en televisión. He conseguido una estabilidad emocional, ya no soy tan cabra loca… Y además me estoy dando cuenta de que los personajes me respetan.

¿Cómo te llevas con tus compañeros?

El ambiente es muy sano y muy guay. Raúl Prieto, Lorena y Adrián, que son los jefes, han conseguido un gran equipo. Todos nos conocemos y sabemos dónde está nuestro límite, y eso lleva a tener una convivencia estable y tranquila. Excepto cuando la tarde se complica (risas), pero luego eso no sale del plató.

¿Con quién te llevas mejor?

Con Isabel Rábago, Carmen Borrego, Irene Rosales y Diego Arrabal, que ya no está. He aprendido mucho de él.

¿Has tenido algún roce con alguno?

¡Con todos! Yo soy muy emocional y muchas veces meto la pata. Pero tiene que haber roces para que haya realidad.

https://www.instagram.com/p/CCjJk6vqykQ/

A post shared by Suso Álvarez Perera (@oficialsusogh16)

Recuerdo que se te relacionó con Alejandra Rubio, ¿qué pasó ahí de verdad?

¡Nunca pasó nada! Alejandra y yo somos amigos, nos llevamos bien, pero nada más. Recuerdo cuando Lydia Lozano dijo que Alejandra me miraba con ojos de deseo… (risas). Nunca lo noté.

¿Podría haber pasado algo con ella?

No. Yo soy mucho de tener amigas. Me dan grandes consejos y me ayudan mucho. A Isa, a Irene, incluso a Emma García, cuando le he pedido ayuda, me la ha dado.

Emma ha sorprendido en “Viva la vida”.

Para mí es una superdotada de la tele. Se sabe amoldar a todo, intuye las cosas de lejos… Tiene una inteligencia emocional brutal.

¿Es buena jefa?

¡Es la mejor! Conmigo ha sido muy generosa. Y tendrías que verla fuera de cámaras, es súper simpática, es jefa y cómplice.

¿Cómo vivís los conflictos que tiene ella con José Antonio Avilés?

Yo lo vivo con gracia. Es el mejor momento de la tarde…

¿Cómo ha sido trabajar con las Campos: Terelu, Carmen y Alejandra?

A mí me sorprende porque escucho hablar muy mal de ellas en todos los programas. A mí nunca me han hecho ningún desprecio, ninguna de ellas. De lo contrario lo diría.

Vaya, que eso de que van de divas, nada.

Conmigo no. Siempre me han tratado con cariño. Pero desde la gran María Teresa a la nieta. Y te prometo que, si me hicieran algún desprecio alguna vez, lo contaría. Yo no me callo nada. Si me hacen daño, voy a saco.

¿Son igual que todos?

Sí, llegan a la misma hora que todos, entran en las reuniones… Son como una más.

¿Cómo has vivido los conflictos entre tía y sobrina en plató?

Cuando se pelean yo me meo… Hacen un tándem cómico terrible. También es verdad que cuando el ambiente se pone muy tenso es mejor no intervenir… Tía y sobrina se quieren muchísimo. Trabajar en un programa de televisión juntas es complicado. Yo no podría trabajar con mi madre ni con mi tía. Las protegería siempre.

¿Hay tanto pique entre “Sálvame” y “Viva la vida” como dicen?

No, yo tengo grandes amigos en “Sálvame”. Con Rafa Mora me llevo fenomenal.

¿Te sirvió aquel tirón de orejas que te dio Mercedes Milá para cambiar?

Muchísimo. La televisión está cambiando y yo no podía seguir así. Yo tenía que empezar a formarme, no se puede ser tan crío durante tanto tiempo. Fui muy incorrecto, tuve muchas frases machistas, pero a día de hoy estoy súper orgulloso de mí porque tengo una estabilidad laboral, estoy estudiando y cada 20 días voy a una terapeuta para trabajar con ella mis emociones. Veo todo de otra manera, he sanado mis heridas. Ahora soy un sinvergüenza y no me corto, hablo delante de quien sea, y en mi peor época en la tele he metido mucho la pata pero he estado en tres realities, con un micro 24 horas…

¿Irías a alguno más?

No, ahora prefiero comentarlos. Yo cuando veo a algún colaborador que va a degüello no lo entiendo… Ostras, a José Antonio Avilés llegaron a decirle que tenía una enfermedad mental. Está bien el espectáculo, pero hasta la patología, no. Hay límites que no hay que pasar.

¿Por qué decidiste estudiar Psicología?

La tele tiene un principio y un fin y hay que tener un plan B.

¿Te gustaría tener una consulta?

Me gustaría trabajar con la exclusión social.

¿Hasta dónde te gustaría llegar en la tele?

Me encantaría ser presentador.

En el amor has sentado la cabeza…

Sí. La verdad es que no entiendo cómo tengo una mujer tan magnífica a mi lado. No ha visto la televisión en su vida y por eso está conmigo. (Risas)

La conociste en el hospital en el que estuvo ingresada tu hermana, ¿no?

Noo. Eso no sé de dónde salió. Trabaja en maternidad de otro hospital y se llama Amanda. Yo la conocí con 23 años y no me aguantó ni diez minutos. Pero pasaba el tiempo y yo no me la quitaba de la cabeza. La escribí y quedamos. Nada más verla me enamoré de nuevo. Sentí que se me cambiaba la química del cuerpo. Pero me costó muchísimo conquistarla. Hice de todo, hasta malabares. Me faltó cantarle a capela… A día de hoy cree en mí al cien por cien.

https://www.instagram.com/p/CP3UfPTH07x/

A post shared by Suso Álvarez Perera (@oficialsusogh16)

¿Tenéis planes de futuro?

-A mí me gustaría compartir con ella todos los planes: irnos a vivir juntos, casarnos, hijos, quiero que esté conmigo lo que me quede de vida.

¿Tu familia la conoce?

Sí, nos conocemos todos. A mi madre le cae genial. Mi madre siempre se ha preocupado por mí. Sin mi núcleo habría dejado la tele. Ellos han sido los que me han enseñado el camino.

¿Valoras todo lo que tienes por todo el esfuerzo que hizo tu madre para criaros ella sola a ti y tus hermanas?

Yo no tenía nada. Mi padre se murió muy joven y mi madre nos sacó adelante. Así que, mi referente de fuerza, de pasión… son mi madre y mis hermanas. Mis tres leonas.

¿Cómo se vive sin la figura paterna?

Si tienes una madre que lo da todo por ti, se vive bien. Nunca lo he utilizado de excusa para tirar la toalla. Es una pena que vas a llevar toda la vida, pero… Ojalá pudiera explicarle a mi padre lo bien que estoy ahora.

¿Crees que estaría orgulloso de ti?

Sí. Creo que pensaría que lo he hecho muy bien.

¿Ahorras o malgastas?

Yo no gasto ni un duro. Tengo una buena hucha. No tengo nada que aparentar y tengo una vida bastante tranquila. Sólo me doy caprichos de vez en cuando.

¿Cuál es el último que te has dado?

Alquilar una casa súper bonita para pasar unos días de vacaciones con mi familia.

Texto: Susana Jurado. Fotos: Beatriz Velasco Estilismo: Isabel Dorado. Maquillaje y peluquería: Esmeralda Sánchez para Alegría Make Up. Agradecimientos: Agradecimientos: La Montefiore, situado en Boadilla del Monte (Tf: 654 54 84 56; lamontefiore.com).

Fuente: Leer Artículo Completo