Su gran amor, su peor drama familiar, dónde trabajo de becaria o qué tuvo que hacer para pagar su primer piso: Tamara Falcó cumple 39 años y aún hay cosas sorprendentes de su vida que no sabes

Si hay una famosa en España que ya nació con una portada debajo del brazo ella es Tamara Falcó. Durante años, la hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó (fallecido hace unos meses a causa del Coronavirus) fue eso, ‘la hija de’, compañera de posados y fiestas con su madre y sus hermanas, pero nada más. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, Tami ha sabido reinventarse a sí misma y, lejos de aquel convento que un día pensó en hacer su hogar, llega a los 39 años convertida no solo en Marquesa de Griñón, también en empresaria y diseñadora con su marca de moda, estrella de la televisión en ‘prime time’, chef en ciernes con programa propio (y ganadora de Masterchef Celebrity) e influencer en Instagram. Ahí es nada.

Sin embargo, aunque a priori pensemos que lo sabemos todo de su vida porque, además, Tamara Falcó es de lengua larga, amante de la verdad y ella misma se encarga de contar sus secretos con naturalidad, hay detalles desconocidos que todavía pueden sorprendernos de su vida, como nos ocurrió con la Princesa Leonor cuando vimos el documental que habían hecho sobre ella en Amazon Prime Video.

Hija única y familia numerosa

No nos hemos equivocado, lo que ocurre es que Tamara Falcó es hija única de padre y madre, aunque tiene ocho hermanastros de otras dos relaciones de cada uno de sus progenitores: Chábeli, Enrique y Julio José, hijos de Isabel Preysler y Julio Iglesias; Ana, hija de su madre y Miguel Boyer (tío Miguel, para Tami); Manuel y Xandra (aquí te contamos su trágica vida), hijos de Carlos Falcó y Juana Girod; y Duarte y Aldara (hijos del Marqués y Fátima de la Cierva.

https://www.instagram.com/p/CEyp5r2jn6d/

Una publicación compartida de Tamara Falcó (@tamara_falco)

Dice que con todos se lleva de maravilla, aunque no ocurre lo mismo con las últimas parejas de sus padres, con las que parece que tiene una relación desigual: mientras que a Mario Vargas Llosa le une un gran cariño y complicidad, parece que con no es así con Ester Doña (fue la propia viuda de Carlos Falcó la que aseguró que la nueva Marquesa no le había dado ni siquiera el pésame).

https://www.instagram.com/p/B-J5fjsKCWw/

Una publicación compartida de Tamara Falcó (@tamara_falco)

Dios y los amores de Tamara

Aunque hizo correr ríos de tinta y copó titulares cuando contó a la prensa que, fruto de sus profundas creencias religiosas, se planteó entrar a un convento, lo cierto es que Tamara Falcó sí conoce varón. O, al menos, sabemos que ha tenido unos cuantos novios con los que, eso sí, la relación no ha terminado de cuajar porque, de momento, sigue soltera. Su primer amor conocido fue Alberto Comenge Barreiros, con quien mantuvo un idilio de un año allá por 2001, cuando ella tenía 23 años y el 27. Rompieron, y no fue hasta vacaciones de 2005 cuando ella se dejó volver a ver acompañada, esta vez acaramelada en Ibiza con Bartolomé Fierro March (sí, sus apellidos son lo que parecen: miembro de una de las familias de banqueros más importantes de nuestro país), aunque parece que lo suyo no fue más que un amor de verano.

Eso sí, su gran amor llegó al año siguiente, en 2006, con Marco Noyer, un francés de alta cuna y familia con viñedos (como el Marqués de Griñón) que se trasladó de París a Madrid para vivir más cerca de Tamara. Después, fue ella la que se fue a la capital francesa para no estar separados, pero al final, la distancia ropió la relación después de tres años, en los que se plantearon incluso la boda. Actualmente, él está casado y, dicen, guardan buena relación.

https://www.instagram.com/p/B9Ek0gzq0ZU/

Una publicación compartida de Tamara Falcó (@tamara_falco)

Un par de años después, en 2011, Tamara Falcó vivió un romance con el italiano Tommaso Musini, al que conoció en un giro en el guion de su vida digno de película romántica: ella se había emancipado y había dejado Villa Meona (la casa familiar de Isabel Preysler, la de los famosos once baños) para trasladarse a un céntrico ático en la capital, y para poder pagarlo con más comodidad (sí, habéis leído bien), decidió subarrendar una de las habitaciones. Así que como imagináis, y como pasa en Hollywood, el nuevo inquilino no fue otro que Tomasso y los dos jóvenes tuvieron un flechazo que los hizo compartir gastos y algo más. Parecía que la cosa iba para adelante, pero las malas lenguas dicen que él la engañó. Desde entonces, se le han atribuído muchos romances a Tamara Falcó, de su íntimo amigo Enrique Solís, a su maetsro en Masterchef Jordi Cruz, pero ninguno ha sido más que un rumor.

Tamara también ha sido becaria (y las amistades que forjó en el trabajo)

Aunque a Tamara Falcó se le presupone una bonita cuenta corriente y muchas ‘niñas bien’ en su posición no hubieran dado jamás un palo al agua, parece que sus padres inculcaron la cultura del esfuerzo en la joven. Desde pequeña, entre semana, la hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó vivía con su madre en Madrid y estudiaba en la capital (dicen que nunca fue una estudiante de 10), pero los fines de semana se iba a la finca de Toledo del Marqués, donde se involucró en el negocio vinícola y en las tareas del campo.

https://www.instagram.com/p/CC34AlTjMOO/

Una publicación compartida de Tamara Falcó (@tamara_falco)

Después de estudiar comunicación en Chicago, Tamara Falcó convirtió su pasión por la moda en su profesión, y entre desfiles desde el ‘front row’ y photocalls, cursó un máster en en gestión y administración de empresas de moda en la Universidad de Navarra, y entró de becaria en Inditex, donde forjó una bonita y duradera amistad con Marta Ortega. Claro, que igual sus prácticas no fueron como las nuestra, porque no nos imaginamos que llegase a la hija del jefe compartiendo cafés de máquina…

El caso es que, después, se lanzó al mundo empresarial con su primer proyecto de moda, The 2nd Skin&Co., un proyecto que montó con Antonio Burillo y Juan Carlos Fernández (los diseñadores que siguen al frente de la marca), pero del que pronto se desmarcó. Años después, Tamara Falcó tiene su propia firma de moda: TFP by Tamara.

Una publicación compartida de Tamara Falcó (@tamara_falco)

La nueva reina de corazones: una mujer moderna y ‘multitasking’

Aunque todos hubiéramos apostado hace años a que sería Chábeli Iglesias la digna heredera de Isabel Preysler como ‘reina de corazones’ de nuestro país, lo cierto es que ha sido Tamara Falcó la que está recogiendo el testigo de su madre. Asidua de fiestas exclusivas, las marcas se la disputan como imagen y protagoniza los reportajes con más glamour de la prensa de sociedad. Todo, mientras la nueva Marquesa de Griñón triunfa en la televisión con su colaboración semanal en ‘El Hormiguero’ y su programa de cocina (‘Cocina al punto con Peña y Tamara’), inicia sus nuevos estudios en la prestigiosa escuela ‘Le Cordon Bleu’, donde hará los cursos de cocina francesa y pastelería; y arrasa en Instagram con todos sus looks.

https://www.instagram.com/p/B9ehKmtD_Rm/

Una publicación compartida de Tamara Falcó (@tamara_falco)

¿Quién puede atreverse a decir que Tamara Falcó es solo ‘hija de’?

Fuente: Leer Artículo Completo