Solos, el reality de Mediaset con más drama que La isla de las tentaciones y que te estás perdiendo

No todos los realities como La isla de las tentaciones o Supervivientes triunfan y Solos/Solas es un ejemplo de ello. Comenzó en septiembre del año pasado año como una apuesta original y accesible en tiempos de coronavirus y distancia social. El título era entonces “solo” y la dinámica sencilla, convertir a un famoso en un Sim humano encerrándolo en una casa de 45 metros cuadrados en soledad y con una meta en la vida para que fuera contemplado 24 horas al día por el público que paga los servicios de Mitele Plus. ¿Pero qué interés tiene un reality sin conflicto ni una buena bronca? Ninguno, debió de pensar la audiencia. Y Mediaset se puso manos a la obra para estrenar una nueva versión mejorada, conflictiva y a la altura del morbo de La isla de las tentaciones.

Cómo era el reality Solo y cómo es Solos/solas

Uno de los principales problemas que tenía “Solo” era el casting. Por increíble que parezca grabar 24 horas al día a Anabel Pantoja intentando prepararse para su boda no es tan apasionante como pueda parecer a primera vista y antes de renunciar a dejar vacía la casa/plató que ya está construida Mediaset decidió dinamitar sus propias reglas y su propio formato.

En enero de 2021 se estrenó la segunda temporada de Solo con un cambio importante: el famoso ya no estaría solo, conviviría con otro famoso. Lo de cumplir el objetivo vital ya pasa a segundo plano, porque visto lo visto hasta la fecha, con la misma mala leche con la que los editores montan los vídeos de La isla de las tentaciones para que parezca que tu pareja te ha coronado por todo lo alto cuando ni se acerca a los cangrejos en la playa, en la nueva versión de este reality las parejas se escogen a sabiendas de que van a explotar.

La primera pareja en desfilar por el pisito fueron Rafa Mora y Macarena Millán. El ex-tronista de Mujeres Hombres y Viceversa y su pareja empezaron a discutir a los dos días de estar en la casa y no pararon hasta que se fueron dos semanas más tarde. Para el recuerdo la imagen de ella depilándole el trasero (con bronca final, claro).

Los siguientes en llenar la casa fueron Noel Bayarri (fíjate, otro de Mujeres Hombres y Viceversa) y Marta Peñate (de Gran Hermano y La isla de las tentaciones). Estos dos no se conocían pero acabaron dándose unos cuantos morreos mientras aseguraban que no se veían más que como amigos. Pero el plato fuerte lo sirvieron cuando Noel se fue y entró en la casa para acompañar a Marta… su ex, Lester (sí, los mismos que la liaron parda en La isla de las tentaciones 2). Si este no es el mismo nivel de drama que manejan Marina, Jesús, Diego, Lola y compañía en las playas de La isla de las tentaciones, que baje dios y lo vea.

Fuente: Leer Artículo Completo