Sara Sálamo y lo que ha perdido siendo madre

  • Sara Carbonero y Sara Sálamo hablan de las dificultades de ser madres

    Sara Sálamo ha ido a divertirse a ‘El Hormiguero’. La actriz ha hablado sobre su nueva película, titulada ‘El año de la furia’, cuyo estreno en cines será el próximo 28 de mayo. Está encantada con su trabajo y que no solo la “reconozcan” por ‘ser mujer de’. Sara ha querido aprovechar el espacio para denunciar las actitudes machistas que suele sufrir, ya que recibe muchos insultos por el rendimiento su marido, Isco Alarcón.

    La actriz intenta que esos comentarios tan feos no le afecten y seguir con su vida. Una vida preciosa que ha formado con el futbolista: muchos perros y dos niños pequeños. También ha querido remarcar una cosa que ha perdido desde que es madre. Sara Sálamo le reconocía a Pablo que ha perdido el asco a todo. “Vivo entre cacas, pañales…”, Sara aprovechaba para contarle al presentador una desagradable anécdota que le pasó con su hijo. “Estábamos en un hotel de Londres muy pijo y me vomitó encima. La gente de mi alrededor se rió”.

    Tanto ella como Isco están felices con sus cuatro perritos y sus dos niños. Disfrutan mucho de ellos, les encanta pasar tiempo en familia. Sara también ha confesado varias manías que tiene, por ejemplo: Cada vez que va a un sitio tiene que comprarse gafas. También le da muchísima rabia que la gente destroce con la cucharilla el postre o beber de las latas.

    Pero lo que más le molesta en este mundo es que la gente llame a la puerta de su casa con mucha intensidad. “Solo llamar una vez“, explicaba la actriz y es que le pone muy nerviosa la gente que se pasa con el timbre.

    Fuente: Leer Artículo Completo