Rossy de Palma recuerda los malos tratos que sufrió por su ex

La segunda entrega de ‘Planeta Calleja’ llega muy fuerte. En el primer programa, Toni Acosta y Silvia Abril disfrutaron como niñas de Las Maldivas con Jesús Calleja. Este pasado miércoles 4 de mayo ha sido el turno de Rossy de Palma, que viajaba Ruanda para abrirse en canal. Tanto es así que la actriz ha contado algo muy fuerte sobre su ex matrimonio.

Al llegar su embarazo, todo cambió para Rossy y por desgracia para mal. En ese momento, su ex empezó a ser muy posesivo con la actriz: «Quería tener el don de mando y bloqueaba mi instinto maternal. Me sentía angustiada. Me montaba un pollo cuando menos lo esperaba y de forma arbitraria», comenzaba confesando Rossy de Palma.

Tanto fue el maltrato que sufrió, que alguna que otra vez tuvo que hacer una visita al hospital: «Tuve miedo y me vi a mí mísma desde arriba… Tuve que ir al hospital y una señora que ayudaba a mujeres maltratadas me dice que lo que tenía que hacer era cambiar la cerradura de mi casa, coger a mis hijos, que eran muy chiquititos, y marcharme para Madrid. Y eso es lo que hice», contaba con mucha fuerza pero a la vez se le notaba que aún tenía le dolía esa herida.

«Yo por amor bajé al infierno, es verdad que como subí con dos ángeles, que son mis hijos, no me arrepiento de haber bajado, pero bajar bajé», se sinceraba la actriz sobre sus hijos, el gran motor de su vida y por los que luchó hasta el final. Luna le confesaba a Jesús Calleja que no le guarda rencor a su padre: «Tampoco es que lo haya conocido. La primera vez que lo vi como persona adulta lo vi como una persona. Fue sanador. Le dije que me he dado cuenta de que no lo conozco. El que se ha perdido conocerme es él a mí. Estoy rodeada de amor».

Fuente: Leer Artículo Completo