Rocío y Kiko se ven las caras y protagonizan un tenso encontranazo

  • Rocío Carrasco: su vida en imágenes

    ‘Sálvame’ ha vuelto a hacer historia en la televisión con el fichaje de Rocío Carrasco. La hija de Rocío Jurado será la nueva defensora de la audiencia y viene con muchísimas ganas: “He venido al programa para escuchar que creo que es una cosa muy importante para escuchar, es defensora de la audiencia”. Todos sus nuevos compañeros se han alegrado mucho de esta nueva etapa, pero no todo es oro lo que reluce. Sabemos quienes están con Rocío, y también conocemos quienes están en contra. Uno de ellos es Kiko Matamoros, que aunque está algo fastidiado tras su operación, no ha querido perderse el primer día de su nueva compañera.

    Parecía que los compañeros empezaban con buen pie, pero más adelante la cosa se torcía. No solo se ponía tensa la situación con Kiko, sino también con Marta López. La colaboradora ha hecho muy buenas amistades con Olga Moreno en ‘Supervivientes’ y algún momento de tensión han protagonizado. Aún así, el encontronazo con Kiko ha sido más fuerte. El colaborador se sentaba y comenzaba un monólogo con la frase: “Vencerás pero no convencerás. Y a mí hay parte de tu relato con el que no has convencido. Te hablo con total honestidad y la mejor intención de no procurarte ningún daño”.

    Hay una ley de protección del menor, que algunos se empeñan en saltarse, y esta ley anula los antecedentes penales de los menores y su pasado debe ser enterrado en privado y en público”, sostenía Kiko. “Ya os habíais encargado vosotros de contar lo contrario”, le rebatía Rocío. Ha sido un tenso cara a cara que cada vez iba a más.

    De toda la docuserie que has visto, ¿qué es lo que no te ha convencido? ¿La has visto al final? ¿Has visto la docuserie?”, le preguntaba irónicamente la hija de Rocío Jurado. “No me vayas por ahí […] Dime qué es lo que me he perdido, ¿el adoctrinamiento? El debate me lo he perdido, porque no ha habido debate. Tu testimonio sí lo he seguido con muchísima atención”, le aclaraba el colaborador y la cosa se empeoraba cuando salía el nombre de Rocío Flores. “¿Cuál es tu sensación cuando escuchas a determinados comentaristas describiendo a tu hija como una delincuente?”, a lo que Rocío con lágrimas le ha contestado: “De mucho dolor, porque no he sido yo la que ha propiciado que se diga. De todo eso no tengo yo la responsabilidad, perdóname”.

    El tema de la pelea entre madre e hija salía de nuevo y parece que Kiko no le llegaba a entender del todo: “Una manzana es una manzana, y una pera es una pera. Y cuando hay una paliza, es una paliza“, sentenciaba Carrasco antes derrumbarse “Si yo no hubiese contado ese episodio tan doloroso de mi vida, no hubiese podido explicar toda la historia. Y no hubiese podido explicar lo que yo venía sufriendo desde todo este tiempo. Y todo lo que se había dicho con anterioridad no hubiese quedado claro, ¿eso no lo entiende nadie?“.

    Jorge Javier ha tenido que salir en defensa de Rocío, puesto que no podía permitir ese tipo de preguntas: “Le estás haciendo unas preguntas y todas las ha respondido en la docuserie. No lo entiendo. no entiendo cómo no avanzamos. El silencio no es buen consejero”.

    Fuente: Leer Artículo Completo