Quién es Maxime Giaccardi, el novio de Pauline Ducruet del que la hija de Estefanía de Mónaco no se puede despegar

La hija que la princesa Estefanía de Mónaco tuvo con su guardaespaldas, Pauline Ducruet, está. como su prima Alexandra de Hannover, en uno de los mejores momentos de su vida. Cualquier diría ahora, recién cumplidos los 27 años, emparejada y vestida con los diseños de su propia marca de ropa Alter Designs que la muchacha se crió en un circo rodeada de elefantes. Pero no cabe duda al ver las últimas imágenes de Pauline Ducruet en su última aparición pública en el principado que nos encontramos ante una joven realizada en lo personal, lo profesional… y lo sentimental. Y de esto último tiene la culpa un desconocido empresario llamado Maxime Giaccardi. ¿Qué sabemos del hombre del que la hija de la princesa de Mónaco no parece capaz de despegarse, literalmente, ni siquiera en un acto benéfico?

Desde cuándo se conocen Pauline Ducruet y Maxime Giaccardi

Antes de posar juntos en galas benéficas y desfiles como pareja Maxime Giaccardi y Pauline Ducruet compartieron aventuras en las redes sociales como amigos íntimos. Monegasco como la mismísima Pauline, por sus imágenes de Instagram sabemos que mientras la hija de Estefanía de Mónaco estudiaba en la Parson School of Design de Nueva York en 2016 viajó hasta California para asistir al festival de Coachella con un sonriente Maxime Giaccardi que bautizó la experiencia como “pura amistad”.

Para 2017 la relación entre ellos ya había cambiado, ella ya se sentaba en su regazo y él la llamaba “mi otra mitad”. El 14 de marzo, él publicó una imagen de ella tirándole un beso con la frase “si no lo sabías ahora ya lo sabes” y para 2018 hasta la cogía en brazos y la denominaba “my little baby”. Juntos han viajado por Grecia, Montecarlo, el resto del planeta y, por supuesto, Mónaco. ¿Pero quién es Maxime Giaccardi además de un hombre de sonrisa perenne adicto a fotografiar atardeceres, a su perro y a todo lo que come?

Poco sabemos de la vida anterior a Pauline Ducruet de su novio, salvo que tienen un espíritu emprendedor y enfocado 100% en el lujo. Por su perfil de LinkedIn se puede ver cómo en 2017 fundó su propia empresa llamada Oblivion Lifestyle Management (que tiene cuenta de Instagram pero no página web) y con sede (cómo no) en Mónaco. La empresa gestiona para una clientela top todo tipo de servicios en el principado, la Riviera francesa y los lugares del planeta que más le gustan a los ricos y famosos (Dubái, Beverly Hills, las estaciones de esquí de los Alpes…).

La empresa de Maxime Giaccardi ofrece de todo, desde servicios de mayordomos y guardaespaldas a yates, jets y coches de lujo y, por supuesto, entradas VIP para eventos solo accesibles a la jet set mundial como el premio de Fórmula 1 de Mónaco, el torneo de tenis de Montecarlo o la FIFA World Cup.

Además de esta empresa Maxime Giaccardi es el gerente y fundador de Infinity Homes, una agencia inmobiliaria que trabaja en exclusiva con mansiones y pisos de lujo que están fuera del mercado habitual y que se encuentran en Mónaco y la Costa azul. Y desde 2018 es uno de los representantes de la empresa de superyates Shoreside Support en Mónaco y copropietario de un restaurante de cocina libanesa en Mónaco llamado Mezze Kitchen. Sí, parece que Maxime Giaccardi tiene al menos cuatro líneas de negocios abiertas… y aún le queda tiempo para hacerle arrumacos en público a la hija de Estefanía de Mónaco en las galas y actos benéficos monegascos.

Fuente: Leer Artículo Completo