¿Qué fue de las exnovias de Felipe de Borbón?

Esta primavera los reyes de España celebrarán su 17º aniversario de boda. En estas casi dos décadas don Felipe y doña Letizia han demostrado que el suyo es un matrimonio sólido a prueba de conspiraciones y rumores. El anuncio oficial de su enlace, la tarde de Todos los Santos del año anterior, resultó una sorpresa para todo el país. Apenas unos pocos allegados a la pareja conocían la relación. El relato de su noviazgo, por su carácter secretísimo, es todavía hoy una sucesión de teorías con una versión oficiosa; la que relata que se habían conocido durante una cena en casa del periodista Alfredo Urdaci, con el que la prometida presentaba la segunda edición del telediario de la primera cadena de Televisión Española. Las únicas imágenes públicas de su romance se resumían en un apretón de manos durante los premios Príncipe de Asturias de 2003. Felipe de Borbón, el soltero de oro de Europa, por fin se casaba. Lo que no significaba que el corazón del hijo de Juan Carlos I no hubiese sido terreno abonado para el amor desde su adolescencia. Hoy, que el rey Felipe VI cumple 53 años, echamos cuenta de lo que ha sido de las mujeres más importantes de su vida en el campo amoroso.

Isabel Sartorius

La joven madrileña era perfecta sobre el papel para convertirse, llegado el momento oportuno, en la sucesora de la reina Sofía. El príncipe sumaba 21 primaveras e Isabel Sartorius le llevaba de adelanto tres. Era atractiva, española, licenciada en Ciencias Políticas y miembro de la aristocracia. Unos escribieron que los reyes eméritos nunca se tomaron enserio esta relación y otros que fue la consorte griega la que impidió que el compromiso llegase a buen puerto porque no estaba dispuesta a pasar por alto el detalle de que los progenitores de ella, Vicente Sartorius Cabeza de Vaca, marqués de Mariño, e Isabel Zorraquín, estuviesen divorciados.

Sea como fuere, la relación se rompió en 1991, dos años después de que comenzase. Lo confirmó el propio don Felipe, después del verano, en un viaje oficial a Buenos Aires. “Eso se acabó”, dijo. Algunos periodistas defienden todavía hoy que la relación, con sus idas y venidas, duró hasta el año 93. Un romance que se negó hasta que se anunció su extinción. “No tengo novia y estoy sin compromiso y, de haber existido algo de verdad, la prensa lo habría estropeado”, declaró en 1989.

Isabel, decidida a poner tierra de por medio, se marchó a Londres para estudiar un curso de Arte en la academia Sotheby’s. Allí se enamoró de Javier Fitz-Jame Stuart y Soto, conde de Montalvo, con el que se casó en febrero de 1997. Mencía, la única hija del matrimonio, nació cinco meses después.

Sartorius trabajó durante años en la Fundación Purina y en 2007 lanzó una línea de bolsos fabricados en Villena (Alicante), junto a otros dos socios, que bautizó con su nombre. La reina Letizia se dejó ver con un modelo de la firma en alguna ocasión. Ambas se conocieron en un encuentro privado en Zarzuela una semana después de la pedida de mano de los entonces príncipes de Asturias. Fueron fotografiadas en una terraza mientras una se tomaba un café y la otra un refresco. Isabel ha escrito de la soberana española que “el carácter de la princesa me gustó desde el primer momento. En nada de tiempo hablábamos entre nosotras como si nos conociésemos de años”. Son palabras recogidas en su autobiografía publicada en 2012, Por ti lo haría mil veces, en la que se centra principalmente en compartir los problemas de su madre con las drogas. En contadas ocasiones se refiere a Felipe VI, que acudió 10 años antes al funeral del padre de Isabel. “Esa misma noche comencé a quererle”, escribió sobre su primea toma de contacto con el príncipe durante una cena en la primavera madrileña del 89.

En 2017 Sartorius comenzó una relación con César Alierta, expresidente de Telefónica, durante un viaje filantrópico a África organizado por ProFuturo, el proyecto solidario de la Fundación de la citada empresa de telecomunicaciones y la Fundación La Caixa, donde la primera novia de don Felipe trabajaba. Desde 2018 Isabel se dedica a la asesoría emocional. Actualmente trabaja en su propio negocio, Gabinete de Coaching Emocional Isabel Sartorius. El pasado estío Alierta sufrió dos infartos. Su novia no se ha movido de su lado.

Gigi Howard

Mientras algunas revistas anunciaban una inminente boda con Tatiana de Liechtenstein, el príncipe de Asturias –que tenía 27 años y estaba cursando un máster en Georgetown– se divertía con la estudiante Gigi Howard en Nueva York. Los amantes habían sido fotografiados por el paparazzi español Carlos Hugo Arriazu el Jueves de Pasión de la Semana Santa de 1995 en el Caribe. Los había presentado Marie-Chantal Miller, actual esposa y entonces novia de Pablo de Grecia –primo de Felipe–, el invierno anterior. La presión mediática pronto hizo mella en su historia de amor. Todo terminó a finales de año cuando Arriazu fue detenido por el FBI acusado de pinchar el teléfono de la que se apodó como ‘Princesa Americana’.

“Tienes que ser una persona muy especial para poder lidiar con la intensidad y la invasión de la prensa, y yo no era esa persona. Soy muy discreta y eso no era para mí. Aunque no lo creas, sigo teniendo miedo a la prensa. Me sorprende que pueda seguir despertando interés, pero también me aterra”, confesó a esta revista en 2017. Durante el juicio por escuchas, celebrado en agosto de 1996, Howard negó su noviazgo con Felipe VI. Un año después se los vio esquiando en Colorado.

En 25 años nunca se ha referido directamente a su relación con el monarca. Actualmente Gigi es una exitosa empresaria y continúa viviendo en Nueva York. SiO es una marca de belleza que nació cuando la estadounidense reparó en las arrugas de su escote y tras comprobar que ningún producto del mercado lograba borrar el paso del tiempo en esa zona concreta de su cuerpo. Gigi encontró la solución en la silicona médica y decidió compartirla en forma de parches. En su web destaca que “como modelo y luego publicista de belleza y moda, vi de primera mano cómo la industria podía hacer que las mujeres se sintieran cohibidas y menos hermosas. Quiero que SiO ayuda a las mujeres a sentirse seguras y hermosas a cualquier edad”.

Howard es madre de un niño de 7 años, Southworth. “Tenía 42 años, no estaba casada, no tenía novio y quería ser madre. Así que busqué un donante anónimo y tuve un hijo”, declaró en la misma entrevista a Vanity Fair. Actualmente continúa soltera y siendo íntima de la princesa Marie-Chantal.

Eva Sannum

El 14 de diciembre de 2001 el príncipe Felipe anunció, aprovechando un encuentro con periodistas en el palacio de la Zarzuela, que su relación con la modelo noruega y publicista Eva Sannum había terminado. “Por razones estrictamente personales y particulares, cada uno seguirá su camino en la vida. La decisión ha sido tomada libremente y de mutuo acuerdo”, fueron las palabras exactas del heredero que estaba a punto de cumplir 34 inviernos. El noviazgo que nunca había sido confirmado duró cuatro años. El 25 de agosto de ese mismo año ambos asistieron a la boda del príncipe heredero de Noruega, Haakon Magnus, con Mette-Marit. Eva era amiga de la novia y el príncipe Felipe del novio. Ella entró sola a la catedral del Salvador vestida con un traje largo azul -duramente criticado por la prensa española por su escotado pecho y espalda– y él, con uniforme de gala militar, acompañando a la reina Sofía.

Al día siguiente se filtró una imagen de la pareja durante el baile nupcial celebrado en el Palacio Real de Oslo. Casa Real se apresuró a remarcar que entre ellos existía una amistad. El de Borbón y Sannum habían comenzado su relación en el otoño de 1997 cuando ella visitó Madrid para trabajar como modelo. Los había presentado el príncipe Hakkon meses antes en una celebración privada. Pese a los esfuerzos para escapar de los flases de la prensa fueron inmortalizados en París, Alemania, Noruega, India, Suiza y en una isla del Caribe. Se publicó, también, que la esposa de Juan Carlos I no había dado el visto bueno a la joven de 26 años. Los cronistas reales la despacharon como posible consorte de Felipe VI aludiendo a sus orígenes plebeyos y a su falta de preparación. Un año después el entonces príncipe declaró a la agencia EFE que sólo se casaría por amor.

En el año 2000 Eva abandonó su faena como maniquí para emprender una carrera como creativa publicitaria. Después de trabajar como redactora publicitaria durante años en las grandes agencias de publicidad de Oslo entró a formar parte de la plantilla de Geelmuyden Kiese, la agencia de comunicación más importante de Noruega, en 2014, donde fue directora creativa hasta que en 2019 emprendió su carrera en solitario como autónoma. Hoy es una valorada consultora de comunicación y miembro de la Junta de la Federación de Esquí. También ha formado parte de la Comisión Profesional de la Prensa (PFU) y del Comité de Quejas a la Prensa Noruega. En Twitter se define como una “entusiasta de la marca”. Actualmente también lidera un podcast, Tut & Mediekjor, junto a los comunicadores Svein Tore Bergestuen y Christian Lyder Marstrander en el que tratan ejemplos de buenas y malas praxis periodísticas y publicitarias.

La última exnovia del rey mantiene una relación estable con el también publicista Torgeir Vierdal con el que ha tenido dos hijos. Los cuatro son unos enamorados de las Islas Baleares que visitan con frecuencia. Viven, desde 2014, en un palacete del siglo XIX, valorado en más de un millón y medio de euros, en el barrio de Fagerborg de Oslo. Eva valora su anonimato y defiende la privacidad.

Las últimas palabras que Felipe VI le dedicó a Eva fueron en 2001. “Espero que Eva y yo sigamos siempre siendo amigos. Sus cualidades son numerosas y quiero destacar algunas: su fortaleza, dignidad, sensibilidad, capacidad de superación, sentido y determinación por llegar a la excelencia de lo que se propone siempre me ha impresionado. Y no sigo porque nunca dejaría de hablar”, dijo. Sannum departió sobre su ex pareja con el diario Dagbladet en 2014 cuando se anunció que sucedería a su padre Juan Carlos I. “Claro que felicito al rey entrante. Es una decisión inteligente. Felipe es el hombre adecuado para el trabajo y la situación en la que ahora se encuentra España”, afirmó. Eva no quiere conceder entrevistas porque considera que sus palabras se pueden malinterpretar; pero de Pascuas a Ramos se le escapa que la época en la que estuvo enamorada del rey no fue nada fácil.

En imágenes

15 besos de bodas reales para recordar: de la timidez de Felipe y Letizia a la pasión de Victoria de Suecia y Daniel Westling

Fuente: Leer Artículo Completo