Primera imagen de Paz Padilla tras la muerte de su marido: rota de dolor y llevándose la mano al corazón

Paz Padilla está destrozada. Es cierto que ha tenido una semanas para hacerse a la idea, pero una cosa es saber que va a pasar y otra muy diferente ver cómo la vida de un ser querido se esfuma para siempre. La humorista ha reaparecido ante la opinión pública tras la muerte de su marido, Antonio Juan Vidal, cuya vida se truncaba este sábado por culpa de un tumor cerebral.

Padilla ha asistido al funeral del gran amor de su vida. Ese que se cruzó de nuevo en su camino hace unos años, después de que ambos hubiesen disfrutado de otras historias en su corazón, y con quien se casaba hace tres años y medio en la playa de Zahara de los Atunes, la misma localidad en la que se le va a dar el último adiós.

Con una mascarilla negra y gafas de sol, Paz se tocaba el corazón en un gesto más que significativo de cómo tiene de rota el alma. También, un gesto con el que agradecer a la prensa el cariño de estos días, tras conocerse el fatal desenlace. Porque la presentadora de ‘Sálvame’ ha llevado en secreto este sufrimiento, hasta el punto que ni sus compañeros eran conocedores de la pesadilla que estaba viviendo en casa.

“Ha sido un año muy duro y los últimos seis meses han sido maravillosos”, le contaba Paz a Lydia Lozano en una llamada de teléfono de desahogo, pero que también servía para que todo el público que tanto quiere a Paz supiese cómo estaba en ese momento tan difícil de su vida que ha guardado con la mayor de las privacidades para dar tranquilidad a su marido.

Fuente: Leer Artículo Completo