Meghan Markle y el truco para llevar bien bermudas

A principios de junio, Meghan Markle y el príncipe Harry se desplazaron hasta Londres para asistir a la celebración del Jubileo de Platino de Isabel II. Desde que la pareja se dejara ver en la misa anual que se celebra en honor a la Reina en la catedral de St.Paul’s, el matrimonio ha permanecido al margen del foco mediático hasta el pasado lunes 18, cuando volvió a aparecer para celebrar el día de Nelson Mandela, organizado por las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York.

Meghan y Harry se desplazaron hasta la Gran Manzana para conmemorar la labor del histórico líder sudafricano. Para la ocasión, la duquesa apostó por un sobrio look negro formado por un top de manga corta y falda tubo midi con bolsillos de Givenchy, que acompañó con un bolso shopper de Mulberry y zapatos del mismo tono de Manolo Blahnik. Una opción elegante que completó recogiendo su melena en una coleta baja.

Tras asistir a este homenaje, en el que Harry pronunció un discurso, Meghan se citó para comer con la activista por los derechos de la mujer Gloria Steinem, con quien mantiene muy buena relación desde que fueron vecinas en California en el año 2020.

Para asistir a esta comida, Meghan se cambió de look y apostó por un atuendo más informal con el que demostró ser una maestra en el arte de lucir básicos de fondo de armario. La duquesa de Sussex escogió una camisa blanca que llevó con unas bermudas de tiro alto de color azul marino, una difícil apuesta de shorts que pueden resultar elegantes a cualquier edad si, al igual que Meghan Markle, se saben conjugar en un look adecuado.

https://www.instagram.com/p/CgK2GhxMDCA

A post shared by Royal Addicted (@royaladdicted_new)

Acompañando a un cinturón marrón que situó sobre su cintura, Meghan escogió complementos a juego que marcaron el aire distintivo del conjunto. Eligió un bolso de mano de Cult Gaia, brazaletes de Shiffon, pendientes discretos dorados con joya en forma de trébol y el truco definitivo para asegurar que las bermudas sienten bien: unos zapatos de tacón, concretamente, unos salones de ante camel de Manolo Blahnik.

Las bermudas, cuando su largo se acerca a la rodilla, suelen ser una prenda que tiende a acortar la silueta, restando centímetros a quien las viste. Con zapatos de tacón como Meghan ha escogido, este efecto se contrarresta logrando una armonía perfecta.

Si bien Meghan lució sus bermudas con una camisa blanca (así se lleva esta prenda en verano para no pasar calor), también el street-style está señalando que esta pieza encaja bien con otras como los chalecos abotonados, que logran crear un conjunto working girl muy estiloso y favorecedor.




Fuente: Leer Artículo Completo