Los Reyes y sus hijas: un aniversario de proclamación lleno de anécdotas

Una hora antes del acto, en la Puerta de Santiago del Palacio Real de Madrid, estaba yo esperando con otros compañeros de Prensa. Llegaron los niños y niñas que protagonizaron el evento del jueves 17, en El Pardo, “¿Qué es un Rey para ti?” Eran 20 jóvenes, que forman parte de la generación de Leonor y Sofía. Iban con nervios y con mucha ilusión. Normal: a las 12:00 asistían al acto de Imposición de Condecoraciones de la Orden del Mérito Civil. Una ceremonia presidida por Felipe VI, el viernes 18 de junio, con motivo del VII aniversario de su proclamación.

Una vez en palacio, pasamos a la sala de Prensa. Los Monarcas y sus hijas, la Princesa de Asturias y la infanta Sofía, hicieron su entrada en el Salón de Columnas. Felipe VI y Leonor portaban el Toisón de Oro. Elena Ochoa, como en la edición de 2019, ejerció de maestra de ceremonias. Fue una jornada simbólica de reconocimiento, un acto en el que Rey homenajeaba a la sociedad civil. 24 ciudadanos y ciudadanas fueron distinguidos por su compromiso personal con la sociedad, especialmente en los durísimos meses del confinamiento por la pandemia.

Fue un acto sencillo y solemne, cargado de simbolismo.Un día para agradecer y dar valor a sus trabajos extraordinarios. “Un día lleno de emoción y recuerdo; de gratitud y de orgullo; y también de esperanza.”, dijo el Rey en su discurso.

Para esta ocasión, Doña Letizia siguió con su fuerte apuesta al rosa. La Reina confió en un vestido de color fucsia, con salones en nude. Se trata de un estreno en su vestidor el español Moises Nieto. El diseño, dentro de su sencillez máxima, con su falda midi y mangas francesas, me parece lo más. Sofía, ideal. Sofía, también de rosa, iba con un vestido de corte trapecio con bolsillos a la vista y detalle de botones en dorado. Leonor se alejó de la gama rosa que escogieron su madre y su hermana y lució un vestido en gris perla de Vogana Collection. El diseño llevaba un drapeado en un lateral muy favorecedor. Y las mangas. Las mangas abullonadas de corte farol son las protagonistas absolutas de este diseño. La Princesa llevaba el Toisón.

Los protagonistas de este sencillo y emotivo homenaje a la sociedad civil fueron ellos y ellas. Los 24 hombres y las mujeres distinguidos. Tras la ceremonia, los medios de prensa esperamos media hora larga en el zaguán, al fresco de la galería. Allí tuvimos la oportunidad de hablar con algunos condecorados. Todos portaban su Medalla: Estas fueron sus palabras…

Elena García, cajera de supermercado en Mercadona, Badalona (foto inferior). “Es un orgullo y un reconocimiento no solo para mí, sino para mis compañeros. Ha sido muy duro trabajar en la pandemia, muy sacrificado”. Le comentamos que la habíamos visto muy emocionada en el acto cuando dijeron: “En la línea de cajas… allí estaba Elena, allí estaban todas las Elenas”. Elena no pudo contener la ilusión: “Me emocionado mucho. Es que no solo he sido yo, hemos sido todos”. Y dijo: “Me llamó la Casa Real e imagínate la llamada. ¿Perdona? (dice poniendo cara de asombro). Pensé que era una broma…”

Hablamos con Marta Muñoz, camarera de Valencia, con Síndrome Down, formada en hostelería a través de Asindown (foto inferior):“Me tomo este premio muy en serio… Me he emocionado mogollón”, ha dicho cuando le hemos preguntado por su encuentro con los Reyes.

Natividad Baldominos, cantante solidaria (foto inferior), se mostraba muy agradecida porque esta distinción “da visibilidad a Mi Voz por tu Sonrisa(la organización que representa) y a todas las personas con necesidades especiales”.En el confinamiento, Natividad grabó un vídeo-relato con niños y niñas. Le preguntamos por su conversación con los Monarcas: “La Reina ha cogido el disco y ha dicho: “¿Y esto?” Se lo traía a ustedes, he dicho. Vale. Lo ha cogido y ha dicho: “Muchas gracias”. Traía uno también para las niñas. Y la Reina ha comentado: “No, uno para toda la familia, que así podrás recaudar más dinero”.

Una de las anécdotas vino de la mano de Margalida Jordà, directora del centro educativo Naüm-Sineu, en Mallorca.Margalida (foto inferior) era la veterana de las condecoradas. Tiene 74 años. Cuando pronunciaron su nombre, se acercó a los Reyes a recibir su mención. La Reina la saludó con afecto e intercambió unas palabras con ella. Ya se conocían. Margalida recibió en agosto del año pasado la visita de la Familia Real en su centro de inclusión social para niños y jóvenes en riesgo de pobreza y así lo recordaba ella: “Fue un momento muy agradable porque ellos, con toda sencillez, nos escucharon”. Del acto, Margalida comentó: “Los Reyes se han acordado y cuando he ido a ponerme aquello (la Orden), me han visto y me han dicho: “Margalida, ¿cómo os encontráis?” Y yo he dicho: “Pues muy bien. Saludos a las niñas”.


Fuente: Leer Artículo Completo