Los pendientes de perla que unen Kate Middleton y Lady Di

Los 40 años de Kate Middleton han colmado de alabanzas a la que un día será reina de Inglaterra. Su naturalidad, su compromiso con las causas que abandera (salud mental, infancia, educación…) y el tándem perfecto que forma con el príncipe William han hecho que, por unanimidad, todos vean en ella a la mejor candidata para ser reina. Públicamente, los duques de Cambridge han celebrado esta importante fecha compartiendo unas imágenes únicas de Kate, vestida de McQueen y fotografiada por Paolo Roversi.

Junto a los maravillosos looks creados por Sarah Burton para la duquesa, destacan los joyas que Kate Middleton ha lucido para estas históricas imágenes. De nuevo, ha querido tener muy presente a Diana de Gales, y esta vez lo ha hecho a través de una de las joyas que ha lucido, los pendientes Collingwood Pearl.

https://www.instagram.com/p/CYfGRPft9y3

A post shared by Duke and Duchess of Cambridge (@dukeandduchessofcambridge)

Estos pendientes que Kate luce en el primero de los retratos que ha compartido, junto con un vestido de tul con dos llamativos lazos en los hombros, fueron un regalo de bodas que Diana recibió de parte de los joyeros Collingwood, con sede en Londres. Lady Di no tardó en demostrar lo mucho que le gustaban y fueron los pendientes elegidos para el look que lució para emprender su luna de miel.

Se trata de un diseño clásico, compuesto por un diamante del que cuelga una perla en forma de lágrima. Unos pendientes perfectos para combinar con cualquier look que Diana lucía tanto en actos de día como de noche y que llevó en su joyero en algunas de las giras más importantes que hizo con Carlos, como la que les llevó a Australia a comienzos de los 80.

También las elevó a la categoría de favoritas luciendo en otros muchos actos, como una visita al Palacio del Elíseo, un viaje a Estados Unidos o en Hong Kong, complementando el conocido como ‘vestido Elvis’ que Catherine Walker diseñó para ella. Incluso formaron parte del look que Diana escogió para la misma noche en la que Carlos confesaba su infidelidad en televisión: el conocido como vestido de la venganza en color negro, con un chocker de perlas y estos pendientes. Así acudió Diana a la Serpentine Gallery cuando todos los ojos estaban puestos en ella.

Su perla en forma de lágrima combinaba a la perfección con la tiara Lover’s Knot, que Diana de Gales lució a menudo y que también ha llevado Kate Middleton tras su boda con el príncipe William. De hecho, esta combinación de joyas fue su apuesta el banquete en honor de los reyes Felipe y Letizia en julio de 2017.

Fue la primera vez que Kate los lució, y desde entonces se han convertido en uno de los favoritos de la duquesa. Tanto es así que han sido protagonistas en uno de los looks que ella ha cuidado más al detalle, el escogido para esta sesión de fotos por su 40 cumpleaños que a partir de ahora se podrán admirar en las salas de The National Portrait Gallery, institución de la que ella es patrona.





Fuente: Leer Artículo Completo