Los padres de Ari Behn cuentan los detalles del suicidio de su hijo

En plenas Navidades, la familia de Ari Behn sufría el golpe más duro que jamás pudiera imaginarse. El artista, exmarido de Marta Luisa de Noruega y padre de sus tres hijas, se suicidaba. La propia familia emitía un comunicado dejando claro que se había quitado la vida. Sin buscar excusas o eufemismos en los que cobijar la verdad.

Ahora, sus padres han decidido conceder una entrevista explicando por qué fueron tan claros y directos en esas líneas informativas y entrando al detalla en cómo y por qué Ari Behn decidió irse de este mundo. Ha sido Olav, su padre, quien ha llevado la voz cantante en este relato en el que explica cómo fue él quien se encontró el cuerpo sin vida de su hijo.

“Lo encontré después de haber decidido quitarse la vida. Hoy estoy agradecido de haber podido estar con él en su final. Ari no estaba solo cuando tomó la decisión de morir. Parecía que había encontrado algún tipo de paz el último día”, ha explicado.

Ari no estaba solo cuando tomó la decisión de morir”

Behn había sido invitado por los reyes de Noruega a pasar la Nochebuena con ellos y con sus propias hijas, pero alegó que se encontraba “demasiado enfermo” como para acudir a palacio y pasar esa velada tan señalada. Tanto, que esa dolencia que padecía desde hace años, terminó por llevarle a la muerte voluntaria.

Además, sostiene que decidieron ser así de claros en el comunicado “para evitar especulaciones y con la esperanza de poder ayudar a otros“. Olav inisite en la idea: “Ari era una persona conocida, por eso elegimos contar la verdad”. Un gesto, sin duda, que les honra. Sobre todo, si nos ponemos en la tesitura de lo complicado y duro de la situación.

Era una persona conocida, por eso elegimos contar la verdad”

Su madre, Marianne, se lamenta de que este tuviera que haber conocido tan de cerca ese calvario en los últimos años de su vida, “que tanto el dolor como la pena, el sufrimiento y demás sentimientos fuertes, dolorosos” le hubiesen llevado a dar ese paso. Incide en que “nunca tuvo que estar solo en su lucha, y sus desafíos tampoco han aparecido de la nada”, y que tuvo a profesionales que trataron de salvarle esa vida que se paró a los 47 años.

Fuente: Leer Artículo Completo