Laura Matamoros enseña su tripa tres días después de dar a luz

  • Repasamos el árbol genealógico de Kiko Matamoros
  • Te mostramos 15 curiosidades sobre tu tripa en el embarazo

    Laura Matamoros ya está en casa con su segundo hijo. A primera hora de la tarde del 29 de diciembre, la influencer abandonaba el hospital Universitario Quironsalud Madrid, situado en Pozuelo de Alarcón, con su bebé en brazos y arropada por su chico, Benji Aparicio. 48 horas después del nacimiento, que coincidió con el 65 cumpleaños de su abuelo materno, Kiko Matamoros, madre e hijo abandonaban el centro hospitalario, bien abrigados y felices. «Mis bebés se han conocido. La cara de Mati ha sido alucinante. Decía ‘Shhh hablad bajito que se despierta el bebé’ o ‘mamá venga ven ya a casa con mi hermanito'», explicaba la influencer en Instagram.

    Ya en casa algo más tranquilos y cómodos, la hija de Kiko Matamoros ha sido muy sincera y ha enseñado a sus fieles seguidores su barriguita postparto: «No tengo nada y lo tengo todo», escribía la joven con humor delante de un espejo y mostrando que su tripa, tres días después de dar a luz, aún está hinchada.

    Laura se ha mostrado de lo más cómoda con unas mallas premamá y con la cara lavada. ¡Más natural imposible! Seguramente para la cena de Fin de Año, la influencer tenga un look perfecto para la noche y a la vez muy cómodo, ya que la pandemia nos ha enseñado a vestir elegante y con ropa ancha y muy sencilla.

    La joven también ha contado mediante stories que la llegada del bebé está siendo algo complicada a la hora de organizarse. Menos mal que cuenta con la ayuda de su madre y, mientras Marian Flores se queda del cuidado de Benjamín, ella puede salir a dar algún que otro paseito con Matías, el hijo mayor.

    Fuente: Leer Artículo Completo