Las bailarinas joya de firma española que Cristina Reyes eligió el día de su boda

La estilista de algunos de los rostros más aclamados del panorama nacional, Cristina Reyes, y Jorge Puras protagonizaban esta pasado fin de semana una de las bodas más esperadas y sofisticadas del 2022. La pareja se daba el ‘sí quiero’ en la Iglesia Nuestra Señora de Begoña, en Madrid, arropada por familiares y amigos, entre los que se encontraban figuras de renombre de la jet set española.

Tamara Falcó, Ana Boyer e Isabel Preysler, amigas cercanas de Reyes, no faltaron a la cita y reafirmaron su título de iconos de estilo con sofisticados y favorecedores estilismos, todos ellos con el color como punto más destacado. Madre e hijas coparon los titulares de las cabeceras de moda nacionales, pero no impidieron que la auténtica protagonista, la novia, deslumbrase por derecho propio.

https://www.instagram.com/p/CmbbQMQsaDp

A post shared by Cristina Reyes (@cristinareyesro)

Para la ceremonia, Cristina Reyes confió en el diseñador español Jorge Vázquez. La estilista brilló con luz propia con un elegante look nupcial en clave minimalista con cuello caja, manga larga y silueta simple que se adaptaba a la perfección a su figura e incluía pequeñas costuras desflecadas tanto en hombros, cuello y puños que lo hacían todavía más especial. Una cola de más de dos metros desmontable ponía el punto distintivo a la pieza. Además, Reyes eligió un delicado tocado-lazo de Mimoki y zapatos en tono verde de Aquazzura, a juego con la corbata del novio.

Posteriormente, para disfrutar de la fiesta, la estilista española eligió un sofisticado vestido smoking estructurado en tono blanco, firmado por Pronovias Atelier, confeccionado en raso italiano, cuello y solapas adornados con «bordado a mano de rocaille glacé», como ella misma especificó en su perfil en Instagram. En cuanto a calzado, Cristina optó por la comodidad y se decantó por bailarinas de la firma española Adeba.

https://www.instagram.com/p/CmeGSxXsyny

A post shared by Cristina Reyes (@cristinareyesro)

Se trata de un diseño hecho en exclusiva para la estilista. «Nos reunimos y vimos varias posibilidades, pero Cristina se enamoro rápidamente del broche nudo de brillantes. Tampoco tardó en decidirse por el terciopelo blanco roto», comenta Isabel Moralejo, CEO y fundadora de Adeba. «Tiene un toque vintage, la horma es clásica y la puntera hace que el conjunto sea delicado y femenino», añade.




Fuente: Leer Artículo Completo