La sorprendente nueva vida del hijo de Joaquín Cortés y su madre, Cathy Asumu, en Guinea Ecuatorial

Los caminos de la vida son a veces sorprendentes, y en ocasiones desvelan el talento de personas que se hacen conocidas por otros motivos que nada tienen que ver con ellos. Y algunos lo muestran a una edad más que temprana. Ese parece ser el caso de Samuel Martínez Pedraja que tiene solo 12 años. El joven vive con su madre, Cathy Asumu, en Malabo, capital de Guinea Ecuatorial. Y, por si su nombre no les suena, después de una larga disputa judicial fue reconocido por el juez como hijo del bailarín español Joaquín Cortés.

Parece que después de la diatriba en los juzgados con Cortés, Cathy Asumu decidió dejar España y trasladarse a Guinea Ecuatorial con su hijo, donde empezó una nueva y parece que fructífera vida en la que no le han faltado éxitos profesionales.

Asumu, licenciada en Turismo, ha pasado por las grandes compañías hoteleras para llegar a ejercer, desde 2018, como Secretaria de Estado para el Turismo del país africano. Un cargo que ella ostenta con orgullo y que le ha permitido estar presente, aunque sea de manera digital en los últimos tiempos, a causa de la situación internacional, en congresos sobre turismo que conectan distintas partes del mundo, la más reciente en una charla con Canadá, donde dió buena muestra de su dominio de distintos idiomas.

Pero como decíamos, no es la única que triunfa en la familia, según parece, Samuel es un alumno aventajado en distintas áreas. El joven, de tan solo 12 años, se reunió el pasado mes de junio con Augusto César Mba Abogo, titular del Ministerio de Hacienda, Economía y Planificación del país.

Lejos de ser un encuentro casual, el joven estaba allí para explicarle dos proyectos de aplicaciones tecnológicas que había ideado. Y el político quedó tan sorprendido que además de felicitarle y estudiar con detenimiento sus ideas, le propuso forma parte del proyecto Malabo Hab, un vivero de talento que hasta el momento cuenta con 27 miembros y del que, de entrar a formar parte, Samuel sería el miembro más joven.

Este proyecto está vinculado al Internacional Global Shapers, un movimiento nacido al amparo del foro económico mundial y que ha generado una comunidad internacional para que la gente menor de 30 años trabaje conjuntamente para superar retos a nivel local, regional y global. A día de hoy cuenta con más de 7.000 miembros y está presente en más de 170 países. Formar parte de algo así es todo un logro para un joven de solo 12 años que parece que apunta maneras también en otros terrenos, porque habla tres idiomas y está aprendiendo un cuarto: el japonés.

El joven ha crecido alejado de los medios de comunicación algo que parece que fue el deseo de su madre después del revuelo que causó la batalla judicial por su paternidad. Y es que Asumu, que ejercía como representante de Joaquín Cortés, se quedó embarazada en 2008 y reclamó la paternidad del hijo que esperaba por parte del balarín, que negó en varias ocasiones haber mantenido una relación con ella.

Finalmente, fue el juez quien dictaminó la adjudicación de la paternidad al artista al negarse este a hacerse las pruebas de ADN que hubieran determinado si había o no filiación biológica. Con todo y con eso, todo apunta a que la relación entre padre e hijo es inexistente a día de hoy e incluso, al menos durante un tiempo, el bailarín no habría ayudado en la manutención del joven.

De hecho, el 2014, cuando los abogados de Cortés y Asumu se volvían a ver las caras en el juzgado, Vanitatis publicaba que, según la sentencia dictada 12 meses antes, el bailarín debía abonar una pensión mensual a su hijo de 600 euros y, la abogada de Cathy aseguraba entonces en sede judicial que solo ha abonado una mensualidad de las más de 24 que le correspondían hasta ese momento.

Ahora, seis años después de ese desencuentro judicial en el que además se hablaba de la situación financiera del coreógrafo, el escenario de Joaquín Cortés es bastante diferente a lo que era entonces, especialmente en lo personal.

Y es que el bailarín lleva algo más de ocho años de un feliz y estable noviazgo con la psicóloga Mónica Moreno. Y con ella ha tenido un hijo, Romeo, nacido en octubre de 2018. Un feliz momento que el coreógrafo, que no siempre ha gustado de compartir detalles de su vida privada, se encargó de anunciar en vivo y en directo en televisión.

Fue en el programa ‘Bailando con las estrellas’ (TVE) donde ejercía como jurado. “Deciros simplemente… Esto es una exclusiva, primero en España y luego en el mundo. ¡Voy a ser papá! Estoy muy feliz y quería compartirlo con España y con todo el mundo”, contaba ante las cámaras con una enorme sonrisa.

Aquel anuncio vino acompañado de publicaciones en las redes sociales por parte de los futuros padres, que se mostraban encantados con el giro que estaba dando su vida. Ahora que el pequeñoRomeo ya tiene dos años, se ha convertido en el gran protagonista de las publicaciones de su padre, que ha dejado testimonio gráfico de cómo ha ido creciendo el pequeño durante este tiempo.

Atrás parece haber quedado una vida sentimental agitada con currículo amoroso bastante extenso en el que se enmarcaban mujeres de bandera como la añorada María Pineda, modelos como Marisa Jara, Carla Pereyra, ahora pareja de Simeone o la mismísima Naomi Campbell con quien paseó por nuestro país y por las portadas de medio mundo. Y a tenor de la decisión judicial, parece que también Asumu. Pero eso pertenece al pasado. Ahora él está centrado en su trabajo, su pareja y el pequeño Romeo. Y Asumu y Samuel, en brillar en África.

Fuente: Leer Artículo Completo