La infanta Cristina ante su cumpleaños más atípico: sin la compañía de sus hijos, lejos de su hermana la infanta Elena y de todos sus amigos… pero con Iñaki Urdangarín como regalo

Si lo que afirman en Vanitatis es cierto, y nada se ha torcido al final, en este momento Iñaki Urdangarín viaja a Ginebra para encontrarse con la infanta Cristina, la mujer que parece haberlo perdido casi todo por permanecer a su lado. El festejo del último cumpleaños de la infanta Cristina prometía ser el más triste y solitario de su vida, a más de 1000 kilómetros de su marido, sus hijos, su hermana la infanta Elena, su padre el rey Juan Carlos I y el resto de grandes apoyos de su vida (como la familia Urdangarín en cuya casa se aloja cuando va a visitar a su marido a Vitoria).

Su vida y su círculo social en Ginebra no da para mucho, la crónica social y los paparazzis afirman que la infanta sale poco y vive una vida sencilla dentro de su casa en la que se dedica a cocinar para su hija Irene (en este momento la única que vive con ella) y cumplir con sus funciones en la fundación del Aga Kan teletrabajando.

Como viene siendo habitual a lo largo del año, si la infanta Cristina quiere ver a su familia tiene que desplazarse desde Ginebra para hacerlo. Así es como visita a sus hijos mayores, repartidos entre Madrid (Juan Valentín), Barcelona (Pablo) y Londres (Miguel), y así es cómo viajó con su hermana la infanta Elena a visitar a su padre, Juan Carlos de Borbón, en Abu Dabi.

Este domingo la celebración de su 56 cumpleaños ha sido la más escueta que ha tenido nunca, a más de 1000 kilómetros de los suyos, la infanta solo ha tenido a su hija Irene para celebrar un año más de vida. Ni siquiera su hermana la infanta Elena ha acudido en su auxilio esta vez, por lo visto todo apunta a que la hija mayor del rey Juan Carlos I ha preferido en esta ocasión visitar a su padre antes que a su hermana.

Parece que en esta ocasión el cumpleaños de la infanta, o al menos su celebración, va a llegar con un día de retraso. Si la información que publica Vanitatis se cumple, Iñaki Urdangarín tiene un permiso de cuatro días que va a pasar íntegramente con su mujer en Ginebra. Como regalo de cumpleaños seguro que a la infanta le ha parecido bien… aunque llegue con un día de retraso.

Fuente: Leer Artículo Completo