La confesión más desgarradora de Irene Junquera: padece un tumor en la cabeza

La audiencia no tuvo dudas la pasada semana. Entre Adara Molinero e Irene Junquera, tenían más que claro que querían que saliera de la casa de ‘GH VIP 7’ la periodista deportiva. Y como ya es costumbre cada miércoles, es la revista ‘lecturas’ la que ofrece una entrevista con la última expulsada de Guadalix de la Sierra.

Irene, quizás uno de los rostros más desconocidos dentro de ese universo VIP (quitando esos momentos en los que mantuvo relación sentimental con Cristian Toro primero, y con Pablo Pujol después), se abre en canal y se sincera sobre ese rumoreado enamoramiento de Alba Carrillo en el concurso y sobre un problema de salud con el que se ha tenido que acostumbrar a vivir.

En cuanto a lo primero, alucina con el simple hecho de que la gente pueda pensar que le gusta la modelo. Irene, tal y como ya le dijera a Jorge Javier Vázquez el pasado jueves en la gala, es “muy heterosexual”. Deja claro que no tendría problema alguno en contar públicamente si fuera lesbiana o bisexual, pero recalca que le gustan mucho los hombres.

En el terreno de la salud, Junquera realiza una confesión desgarradora. De hecho, aseguran en la publicación que, en el momento de hablar de este episodio, se rompe a llorar. Irene padece un tumor cerebral benigno para el que precisa medicarse de por vida.

No es el único trauma sanitario que tiene. Esta cuenta cómo, con tan solo oco años, tuvo un accidente en una atracción que le obligó a estar con un corsé dos años. Pasado ese tiempo, tuvo que ser intervenida de la espalda y estar tres meses absolutamente inmovilizada.

No son pocos los que aseguran que, a sus 34 años, la periodista entró en el ‘reality’ de Telecinco en busca de un impulso de su carrera profesional, en horas bajas. Algo que, a otros rostros del medio, les funcionó, como a Carlos Lozano. Sin embargo, también tenemos la otra cara de la moneda: si no, que se lo pregunten a Irma Soriano.

Fuente: Leer Artículo Completo