La bucólica boda de Maria Astrid de Liechestein y Ralph Worthington en la Toscana

  • Otra boda real, la de Jaime de Borbón Dos Sicilias y Charlotte Lindesay, se celebró casi a la vez también en Italia.

    La novia, sobrina de los Grandes Duques de Luxemburgo y prima de los reyes de Bélgica,eligió un vestido en color marfil con delicado escote en pico en el que destacaba especialmente una impresionante cola que precisó de ayuda para lucir perfecta de camino a la escalinata de la catedral. Astrid lucía una tiara muy especial, la diadema Kinsky Honeysuckle del S. XIX de diamantes, oro y plata combinada con los pendientes que su madre Margarita llevó el día de su boda.

    Una vez convertidos en marido y mujer, María Astrid de Liechtestein y Ralph Worthington protagonizaron una salida de lo más llamativa y divertida al abandonar el templo montados en un llamativo coche descapotable de color rojo conducido por el propio novio.

    La madre de la novia, Margarita de Luxemburgo, llegaba al enlace acompañada por su otra hija María Anunciata y por su marido Emanuele Musini. La pareja se convertía en matrimonio tan solo tres semanas antes en otro enlace real celebrado en Viena. La mujer del príncipe Nicolás de Liechtenstein llamó la atención por su elegancia al lucir un delicado vestido abotonado en azul pastel con bordado florales.

    Al esperado enlace no faltaron amigos de los novios como Christian de Hannover y Alessandra de Osma, que fueron padres de mellizos hace poco más de un año. La diseñadora peruana, más conocida como Sassa, iba muy elegante con un vestido de Jorge Vázquez con estampado de margaritas, con una parte de arriba muy original por las mangas de murciélago y ajustado en la cintura con un lazo verde lima que daba un bonito contraste.

    Alessandra de Osma posó también junto a Ekaterina, mujer de Ernst August de Hannover, que fue madre por tercera vez el pasado mes de julio, y junto a su suegra, Chantal Hochuli, madre de Christian y Ernesto de Hannover.

    Otra pareja joven y estilosa que quiso acompañar a los novios en su gran día fue la formada por Inés de Cominge y François du Chastel. La española experta en moda es gran amiga tanto dela novia como de su hermana Maria Annunciata de Liechtenstein. Inés optaba por un vestido semitransparente en rojo con topos negros y un elegante tocado negro de diadema con redecilla.

    Fuente: Leer Artículo Completo