Julián Muñoz estuvo obsesionado con Isabel Pantoja en la cárcel

  • Pepi Valladares detalla cómo fue la noche de la detención de Isabel Pantoja.
  • Así fueron las visitas de Isabel Pantoja a Julián Muñoz en la cárcel.
  • Julián Muñoz se confiesa arrepentido de la infidelidad a Mayte Zaldívar.

    Julián Muñoz no ha tenido pelos en la lengua para explicar cómo fue su relación con Isabel Pantoja. El ex de la tonadillera ha dado todo lujo de detalles sobre el tiempo que compartió con la cantante y su familia mostrando cómo fue la relación que mantuvo con Isa P y Kiko o cómo comenzó su relación. Además no ha dejado de lado su etapa en la cárcel, donde siguió manteniendo el contacto con Isabel Pantoja a través de varios vis a vis y cartas en las que le demostraba todo su amor. Escritos de los que ahora se avergüenza. “Debía estar muy enamorado o poseído”, ha asegurado en este primer episodio de su docuserie donde no ha defraudado a nadie. “No me reconozco”.

    El ex alcalde se ha calificado como un hombre enamorado hasta la obsesión, una faceta de la que ahora parece que se arrepiente. “Me he puesto muy sentimental y la he dicho que por Dios no me deje nunca, que si lo hace me pego un tiro”, llegó a apuntar en su diario en la cárcel. «Se puede estar enamorado pero no enganchado hasta este punto de escribir estas cosas. No sé si esto era amor o no era amor, pero lo que sí era es enfermizo. Yo tenía 5 llamadas a la semana y había días que me gastaba las cinco en el mismo día».

    Julián Muñoz ha desempolvado todos sus recuerdos de aquella época y, sin tapujos, ha confesado que estuvo obsesionado con ella: “Yo escribí mucho en la cárcel. Era muy duro porque yo estaba pensando siempre en lo mismo, si es que yo tenía una obsesión. Siempre lo mismo, lo mismo. Me ponía a fregar el suelo y tenía un pensamiento: Isabel Pantoja, a ayudar a fregar en la cocina y el mismo pensamiento: Isabel Pantoja, siempre era la misma obsesión y mi desahogo personal era podérselo contar aunque sea a un papel porque no se lo podía contar a nadie más».

    Así, durante sus años en la cárcel, el ex alcalde se vio ‘enganchado’ a su relación. Incluso, llegó a negar a una de sus hijas que acudiera a verle asegurando que «estaba muy ocupado» porque tenía todas las visitas llenas con el nombre de Isabel Pantoja aunque la cantante no acudiera en 97 días mientras gestionaba una exclusiva. Unos desprecios a sus hijos y nietos de los que ahora se arrepiente puesto que llegó a perder el contacto absoluto con ellos durante su estancia en prisión.

    Fuente: Leer Artículo Completo