Joaquín Sabina se cae del escenario y vuelve en silla de ruedas para cancelar el concierto

Sucedió anoche. Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat ofrecían el espectáculo de su gira conjunta ‘No hay dos sin tres’ en el Wizink Center de Madrid. Con la actuación empezada, el primero de ellos perdía el equilibrio y se precipitaba desde el escenario, desde una altura aproximada de un metro ochenta. Se hacía el silencio.

El cantante, que hoy celebra su 71 cumpleaños, era sacado en camilla de entre la gente. Minutos más tarde, salía en silla de ruedas (empujada por su amigo Serrat) ante el público para calmar la incertidumbre. Y, para dentro de lo malo, asegurar que, aunque esa noche no pudiera continuar, guardasen sus entradas para el próximo 22 de mayo.

“Estas cosas solo me pasan en Madrid, lo siento muchísimo”, comenzaba Sabina dirigiéndose a un estadio abarrotado. “Tengo un golpe muy fuerte en el hombro que me duele mucho y hace que tengamos que suspender con todo el dolor”, añadía antes de retirarse para acudir a que un médico le hiciera las pruebas pertinentes.

Efectivamente, estas cosas le pasan en la capital. Como bien dice su gira, no hay dos sin tres. Las otras dos ocasiones en las que dejó al público con la miel en los labios fueron en 2014 y en 2018. La primera de ellas, por problemas estomacales; la segunda, como consecuencia de una afonía que le impedía dar a sus fans el sonido característico de su voz rasgada.

Fuente: Leer Artículo Completo