James Franco, denunciado por acoso sexual por dos alumnas de interpretación

Dos mujeres que fueron alumnas de las clases de interpretación de James Franco denunciaron ayer al actor y le acusaron -unas acusaciones que ya había recibido durante los Globos de Oro 2018- de haberse aprovechado sexualmente de ellas. La demanda, a la que tuvieron acceso medios de comunicación estadounidenses, fue presentada en un juzgado de Los Ángeles por Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal.

Tither-Kaplan fue una de las cinco mujeres que señalaron al actor por presunto comportamiento sexual indebido en un artículo publicado en enero de 2018 por el diario Los Angeles Times.

La denuncia asegura que James Franco y sus socios en la escuela Studio 4 “desarrollaron un extendido comportamiento inapropiado y sexualmente cargado hacia las estudiantes sexualizando su poder de profesor a empleado incentivándoles con oportunidades de papeles en sus proyectos”. Siempre, según las demandantes, estas acciones llevaron “a un ambiente de acoso y explotación sexual tanto dentro como fuera de las clases”.

Las dos mujeres se apuntaron a Studio 4 en 2014 y aseguraron que las clases incluían lecciones sobre escenas sexuales que consistían en “simulaciones de actos sexuales que iban mucho más allá de los estándares de la industria”.

Tither-Kaplan, como ya había declarado en el artículo de ‘Los Angeles Time’s, especificó en la demanda el presunto rodaje de una orgía en la que Franco simulaba practicar sexo oral a las mujeres. Sin embargo, según el relato de la acusación, Franco quitó las protecciones de plástico que cubrían las vaginas de las mujeres antes de simular el sexo oral.

La demanda exige indemnizaciones para las afectadas y la devolución o destrucción de cualquier grabación que se hiciera en Studio 4. A pesar de que el escándalo estalló el pasado año, Franco ha seguido trabajando, no como les pasó a algunos de sus colegas, como fue el caso de Kevin Spacey.

Fuente: Leer Artículo Completo