Isabel Pantoja y el sacrificio que estuvo dispuesta a hacer por Kiko Rivera

A Isabel Pantoja se le cambia el gesto cada vez que escucha a alguno de los concursantes de ‘Top Star. ¿Cuánto vale tu voz?’ hablar de sus hijos. La tonadillera grabó las entregas de este programa musical de Telecinco en plena guerra judicial y mediática contra su hijo Kiko Rivera, quien la acusa de haber realizado una serie de tejemanejes con la parte que le corresponde de la herencia de Paquirri. A lo largo de las semanas, la matriarca del clan Pantoja ha aprovechado para ir enviando mensajes más o menos crípticos a su ‘pequeño del alma’, pero no ha sido hasta la séptima gala cuando ha comentado una anécdota que afecta directamente al DJ.

Su comentario vino a raíz de la actuación de Antonia, una artista que abandonó por completo su carrera en el mundo de la música para dedicarse al cuidado de sus hijos. Tras escucharla interpretar una de las canciones más míticas de su repertorio, ‘Hoy quiero confesarme’, Isabel Pantoja recordó cuando quiso aparcar su carrera musical para cuidar de Kiko Rivera.

“Escucho esa canción y me pongo enferma. Es mi vida de ese momento y te lleva a muchos recuerdos. Tú te tuviste que retirar para cuidar a tus hijos y yo intenté retirarme para estar con mi hijo, porque entonces solo tenía un hijo, y con mi marido, pero no pudo ser y tuve que seguir cantando“, dijo con los ojos vidriosos de la emoción contenida.

Cabe recordar que la canción interpretada por la concursante forma parte del disco ‘Marinero de luces’, el primero que grabó tras la muerte de Paquirri. Por tanto, con sus palabras estaría refiriéndose a que, pese a que le hubiese gustado dedicarse plenamente al cuidado de su hijo, al enviudar tuvo que seguir cantando para poder brindarle todo lo mejor a su retoño.

Su último movimiento

Y de querer dejar la música para estar junto a él a pensar desheredarlo. Evidentemente, y legalmente, Isabel no puede (o no debe) tomar decisiones en cuanto a la parte que le corresponde a Kiko Rivera sobre la herencia de su padre, pero sí sobre su parte. Según los rumores, la tonadillera estaría planteándose no dejarle nada más que el tercio de la legítima que le corresponde por ley.


Fuente: Leer Artículo Completo