Isabel Pantoja, dispuesta a trabajar para pagar su deuda millonaria

  • El árbol genealógico de la familia Pantoja.
  • Repasamos, en imágenes, la vida de Isabel Pantoja.
  • Así fue la relación de Isabel Pantoja y Julián Muñoz.

    Isabel Pantoja ha recibido la mejor de las noticias. Tras semanas de angustia, por fin, el juez la ha absuelto del delito de insolvencia punible del que la acusaban y por el que pedían para ella tres años de prisión. De ahí que la tonadillera haya recuperado un poco el aliento y esté dispuesta a todo para recomponer su vida. Y lo primero que debe hacer es trabajar para sanear sus cuentas y DIEZ MINUTOS te cuenta EN EXCLUSIVA sus planes para pagar.

    Hacienda le reclama, con una orden de embargo, 414.000 euros y esa cantidad está avalada con su gira por América. Isabel tiene, de momento, cuatro fechas contratadas pero está a la espera de cerrar nuevos compromisos que puedan ayudar a subsanar sus asuntos pendientes con el fisco. Agustín Pantoja habría negociado fraccionar el pago para evitar que se ejecute la orden de desahucio. Serían varios plazos pero de obligado cumplimiento en fecha con riesgo de perderlo todo si se cumple. Además, están pendientes de otra reclamación ante el Tribunal Económico Administrativo por las multas de los ejercicios 2009, 2010 y 2011, que asciende a 1.100.000 euros, y que en su día avaló con sus propiedades de Sevilla. Si la resolución no es a favor, entre las deudas e intereses, la madre de Kiko Rivera debería a Hacienda unos 4 millones, deuda que no alcanzaría a subsanar con la venta de Cantora. Repasamos, en imágenes, la vida de Kiko Rivera.

    Aunque muchos piensen que Isabel Pantoja está aislada y no habla con nadie, no es cierto. Lo hace y confiesa que está fuerte y que va a acatar la decisión de la Justicia. Eso sí, antes luchará por defender que en aquel momento ella desconocía ciertos detalles, ya que estaba cumpliendo condena en prisión. Y es que la tonadillera piensa en el futuro y quiere buscar una solución a sus problemas financieros. Para ello incluso se ha mostrado dispuesta a cerrar algún proyecto que le han presentado fuera de las gestiones que está negociando su hermano. Quiere dejar Cantora aunque le da mucha pena y no será inmediato. Eso sí, está segura de que le toca aprovechar estos años que vienen porque todavía tiene fuerza. Desde que surgieron las diferencias con su hermano, ella sigue haciendo algunos movimientos por su cuenta. De hecho, no usa el teléfono que tiene pero no delega todo en Agustín. La sentencia absolutoria le ha dado fuerzas y está intentando buscar apoyos y soluciones sin la mediación de él, al que sigue teniendo al lado pero con menos confianza y menor peso en la toma de decisiones. La fe ciega que tuvo en él ya no es tal porque Isabel ha visto que la dejación por su parte en los conflictos le han podido devolver al infierno de la cárcel. De ahí que ella entienda que debe ser dueña de su futuro sin delegar en nadie.

    En la actualidad, Isabel tiene otra deuda de 414.000 euros. Esa cantidad viene de la revisión de un ejercicio fiscal y la posterior multa por el mismo año, 2012. Se le reclaman 365.000 euros. El equipo gestor de Isabel Pantoja pidió un aplazamiento y al incumplirse con los pagos, se suman intereses de demora hasta llegar a los 414.000 euros. Tras años de litigios llega el momento de que este embargo preventivo se haga efectivo, pero no se ejecutará hasta que no pasen unas semanas. No obstante, no hay más recursos, así pues Isabel Pantoja deberá afrontar esta deuda con bienes inmuebles. Para desgracia de la tonadillera, no es la única deuda que tiene contraída con el fisco. Isabel, que tiene sus propiedades en venta, también tiene pendiente otra resolución que está recurrida al Tribunal Económico Administrativo, TEA. Se trata de las multas por los ejercicios 2009, 2010 y 2011. La cantidad que adeuda es de 1.100.000 euros, y lleva años recurrida. En relación a esta otra deuda, el equipo jurídico de la Pantoja aún puede recurrir, aunque las expectativas de una resolución favorable son remotas. En el mejor de los casos, Isabel saldría indemne pero si no lo hace, entre intereses de demora y el pago, la cantidad total llegaría a los 4 millones de euros. Pantoja es dueña del 53% de Cantora. Las ofertas por la venta no son suficientes, con lo que ni con la venta de su principal activo, podría hacer frente a sus millonarias deudas. Isabel tiene asumida su marcha de Cantora pero también que debe volver a los escenarios para recuperar poco a poco su vida.

    Lejos de su hijo Kiko pero cerca de recuperar su carrera

    El problema que todavía no tiene resuelto y que parece que le llevará tiempo resolver, es la relación con su hijo Kiko. Y eso que el Dj parece que ha recapacitado y se ha arrepentido de sus palabras. Según contó su mujer, Irene Rosales, escribió un mensaje a la tonadillera para acercar posturas, pero ella no ha querido responderle. La paz parece lejana.

    La tonadillera tiene cuatro fechas cerradas en su gira por América, pero próximamente, podrían ampliarse. Según ella misma ha anunciado, empezará a cantar el 24 de mayo en el Estadio Luna Park, en Buenos Aires (Argentina), para acudir el 27 y 28 de mayo al Gran Arena at Sun Monticello Grand Casino de Chile. El 1 de junio, Isabel se subirá al escenario del Plaza Arena, en Lima (Perú) y volverá a casa.

    Fuente: Leer Artículo Completo