Iñaki Urdangarin recibe el tercer grado e inicia una nueva vida de semilibertad en Madrid

Iñaki Urdangarin podrá disfrutar de algo parecido a la libertad en las próximas horas. El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Castilla y León le ha concedido el tercer grado penitenciario. El cuñado del rey Felipe VI trabajará fuera de prisión, regresará al centro para dormir de lunes a jueves y tendrá libres todos los fines de semana. La decisión es firme.

El juez ha estimado el recurso presentado por Mario Pascual Vives, el abogado del ex jugador de balonmano, a la resolución del Director General de Ejecución Penal y Reinserción del 30 de diciembre de 2020. Éste decidió mantener al preso en segundo grado, aunque aplicándole el artículo 100.2 del Régimen Penitenciario, que permite un cumplimiento más flexible. Ahora, el magistrado ha determinado que no existe razón para negarle el tercer grado."La aplicación de las Leyes debe ser igual para todos a falta de una justificación fundada y razonable".

Así, el marido de la infanta Cristina inicia una nueva vida en Madrid. Hace unos días, abandonó para siempre la cárcel de Brieva (Ávila), donde se encontraba desde junio de 2018, e ingresó en el Centro de Inserción Social Melchor Rodríguez García, en Alcalá de Henares. Este centro, inaugurado en 2009 por Alfredo Pérez Rubalcaba, cuenta con 210 habitaciones dobles, talleres, aulas y zonas deportivas. A su vez, hay unapista polideportiva que sirve para jugar y entrenar a fútbol sala, baloncesto o balonmano. Al parecer, a diferencia de Brieva, donde Urdangarin tenía un módulo para él solo, tendrá que compartir las estancias con más presos.

El yerno del rey Juan Carlos trabajará en el Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde está al cuidado de personas con discapacidad. Hace unos días trascendió que Urdangarin había sido contratado por este centro.Su hijo mayor Juan reside en Madrid, mientras que su hijo Pablo lo hace en Barcelona, por lo que los encuentros serán más asiduos con este nuevo régimen penitenciario.

El Tribunal Supremo condenó la condena a Urdangarin fue condenado a 5 años y 10 meses de prisión por prevaricación, malversación, tráfico de influencias, fraude y dos delitos fiscales, en el marco del caso Nóos.

Fuente: Leer Artículo Completo