¿Ha tirado la toalla Rocío Flores en su intento de reconciliarse con su madre?

Sin noticias de Rocío Carrasco. Así es como sigue Rocío Flores (su espectacular pérdida de peso), que entraba en la tarde de ayer en directo en ‘Sálvame’ después de que el domingo emitiera un ‘Hormigas Blancas’, no exento de polémica, sobre su abuela, Rocío Jurado. Porque el equipo del programa la llamó para pedirle que comentara un recuerdo de esta, y se negó. Una actitud por la que padre no dudó en darle un tirón de orejas público y ante lo que ella decidió entrar en directo.

La joven pidió disculpas por su actitud. Y para defenderse de todos los que han apuntado que no lo había hecho porque no había dinero de por medio. “Pido disculpas, porque me equivoqué al remitir la llamada a Agustín (su mánager). Es verdad que se puede interpretar como si yo remito la llamada al representante, es porque quizás esas declaraciones yo las haría cobrando, y quiero dejar claro que para nada fue así. Jamás he tenido ningún problema en decir lo que pienso de forma totalmente gratuita”.

“En ‘Supervivientes’, se me criticó muchísimo el hecho de que me abriera y de que hablara de mis sentimientos sobre mi familia. En este momento, me pilló así, y quizás no fue lo más acertado para poder evitar esa llamada”, explicaba sobre los motivos que podrían haberle empujado a tener esa actitud.

Sobre lo que no opinaba era sobre las palabras que le había dedicado María Teresa Campos, que ya sabemos que es como una segunda madre para Carrasco, que siempre se ha refugiado en el clan Campos: “En mi casa, desde muy pequeñita me han enseñado a respetar y a tener educación por las personas más mayores que yo, y por eso prefiero mantenerme al margen y no opinar sobre esto”.

Aunque, sin duda, el gran momento de esta intervención llegaba cuando Carlota Corredera, presentadora del espacio, le preguntaba de manera directa si había tirado la toalla con su madre, con ese intento por acercar posturas y reconciliarse. Flores respondía: “La verdad es que no sabría muy bien qué decirte y prefiero no opinar sobre eso y centrar mi vida en otras cosas. En estudiar, formarme, crecer y ser feliz. No me quiero meter más en esas cosas”.

Si no ha tirado la toalla, al menos sí parece claro que sus esperanzas van disminuyendo a medida que pasan las semanas y esa llamada no llega. Porque ya son casi nueve años sin una relación que haría revolverse a la mismísima Rocío Jurado.

Fuente: Leer Artículo Completo