Georgina Rodríguez relata el infierno que sufrió por la presión cuando comenzó con Cristiano Ronaldo

A finales de 2016, todo el mundo lo daba por hecho. Cristiano Ronaldo, por fin, tenía una candidata en firme para sustituir en su corazón a Irina Shayk. Había habido rumores de relación con otras mujeres, pero no fue hasta que llegó Georgina Rodríguez cuando él no tardó nada más que una semanas en confirmarlo a golpe de posado en un ‘photocall’.

Han pasado tres años y, ahora, la modelo ha querido revelar cómo de mal lo pasó en los compases iniciales de esa relación. No olvidemos que ella era un personaje ajeno para los medios. Una mujer que soñaba con abrirse un hueco en el mundo de la moda, pero que no había protagonizado ni un solo titular hasta que se empezó a hablar de ella como novia del futbolista.

Ha sido en una entrevista con la edición italiana de la revista ‘Grazia’ donde se ha desahogado. “La situación se volvió insoportable. La gente me perseguía. Me llamaban por teléfono, los periodistas venían a la tienda fingiendo ser clientes… Poco a poco comencé a trabajar detrás del mostrador para frenar la agresiva curiosidad de la prensa”, asegura.

“Llegó un momento en que fue insostenible. No puedo salir a la calle de forma segura porque siempre hay alguien que quiere hacerme fotos. Es por eso que siempre tengo que preocuparme por mi seguridad”, explica Georgina sobre cómo ha tenido que ir acostumbrarse a vivir así, pero poniendo las medidas de precaución necesarias.

Llegó un momento en que fue insostenible”

Sobre todo, porque juntos han formado una familia numerosa. Es cierto que ella tan solo es madre biológica de la menor de los cuatro hijos del delantero de la Juventus de Turín. Pero también que trata a los otros tres como si lo fueran. Lo hemos comprobado en multitud de ocasiones en las redes sociales.

Rodríguez deja claro que ella quiere seguir con su carrera, par ser independiente del hombre que tiene al lado. Sin descuidar a sus hijos, pero sin sacrificar del todo ese sueño que perseguía cuando conoció a Cristiano y en el que, hoy, avanza: “Aunque mis hijos son lo más importante, soy una mujer que quiere trabajar y ser independiente. No debo descuidar mi esfera profesional y me gusta trabajar en el campo artístico”.

También desvela cómo se sintió cuando conoció a su pareja. Cómo fue ese primer momento en el que el delantero se le puso delante: “Me llamó la atención la altura, el cuerpo y la belleza. Estaba temblando frente a él, pero se encendió una chispa“. Y añade “Soy muy tímida y me agité frente a una persona que, con una sola mirada, me tocó profundamente. Luego la forma en que Cristiano me trata, me cuida y me ama hizo el resto”.

Fuente: Leer Artículo Completo