Estela Grande, tranquila con el comportamiento de Diego Matamoros mientras ella estaba en ‘GH VIP’

La salida de Estela Grande como expulsada de la casa de ‘GH VIP 7’ el pasado jueves supuso, cuando menos, una revolución en el plató. ¿Alguien se esperaba que fuese a llamar “mierda” a Kiko Jiménez (aquí, los detalles de la bronca), su gran amigo y compañero de tonteo durante varias semanas en el concurso? Seguramente pocos.

Alguno más podría esperarse que se reconciliara con su marido, Diego Matamoros, a pesar de que esa amistad con derecho a roce en la cama de Guadalix de la Sierra con Kiko le hubiese hecho amagar con pedir el divorcio a su mujer. Aunque, a decir verdad, en la inmensa mayoría de las ocasiones manifestó su intención de escuchar su versión. Quizás, porque ese vídeo junto a Lola Ortiz en una sala de fiestas de Madrid, también podía ponerle en jaque.

Ya sabemos lo que pasó. Anoche. Estela se sometió a la clásica entrevista de Jordi González durante el debate posterior a la expulsión de un concursante. Allí, se le preguntó claramente sobre cómo se encontraba ella y su relación con Diego. “Todo está muy bien, de maravilla”, decía serena, tras explicar cómo se quitó las dudas sobre su marido en cuento a ese posible ‘affaire’ con Lola: “Le miré a los ojos y me quedé supertranquila“.

“Cuando salí de la casa me fui a casa con Diego y estuvimos hablando durante horas, muchísimo, no dormí hasta las 8 de la mañana. Todo claro, todo genial”, contaba sobre todas esas horas de conversación para poner sobre la mesa todos los conflictos que podrían haberse originado durante este tiempo y que a él le han costado más de 15 kilos de bajada de peso.

También quiso dejar claro que no piensa entrar al trapo a Kiko y su pareja, Sofía Suescun, y les lanzó esta indirecta: “No quiero que otras personas aprovechen la situación y no voy a entrar en enfrentamientos absurdos“. Así que, si alguno de los dos tenía pensado seguir minándola, es mejor que ahorre las fuerzas para batallas mayores.

Quien no debió de estar cómodo con las palabras de la modelo fue su suegro, Kiko Matamoros. El colaborador de ‘Sálvame’ ha instado a su hijo, por activo y por pasiva, a que a dejase. Algunos de los comportamientos que se han visto en el ‘reality’, ya fueran por estrategia o por pro vicio, para él son imperdonables en el seno de una vida en pareja.

Fuente: Leer Artículo Completo