Escándalos, abusos, canciones y hombres con los que nunca llegó a nada: Sharon Stone publica hoy sus memorias y tiembla Hollywood

No ha de ser fácil ser Sharon Stone, tener 63 años y seguir dando impactantes declaraciones capaces de poner la industria hollywoodiense patas arriba, pero si algo caracteriza a la actriz es su inmenso instinto y la carencia de cualquier atisbo básico. El lanzamiento de su libro, ‘The Beauty of Living Twice’, no solo ahonda en la belleza de vivir dos veces (en 2001 fue hospitalizada a causa de un derrame cerebral), sino que está repleto de jugosos y controvertidos titulares que darían para un documental que haría palidecer al de Rocío Carrasco. Abusos, mentiras e incluso experiencias dignas de ‘La piel que habito’ son algunas de las perlas que Stone expone en su libro.

Comenzamos regresando a ese fatídico 2001, año en el que la actriz pasó por el quirófano para que le extirparan una serie de tumores benignos. Su despertar fue de película de terror. Sintió que sus pechos eran más grandes, y pronto descubrió que su cirujano había decidido ponerle implantes sin su consentimiento. Esta es tan solo una de las historias que dan forma a sus memorias.

https://www.instagram.com/p/CMOKb-NJDG-/

Una publicación compartida de Sharon Stone (@sharonstone)

El metoo fuera y dentro de la gran pantalla

Cuando terminó el libro, decidió leérselo a su madre, a quien en Instagram se lo mostraba en un conmovedor vídeo en el que le presenta su recién editada obra como toda autora primeriza hace: emocionada y a la espera de que la familia lo reciba con los brazos abiertos. Al enterarse de los abusos que Sharon y su hermana Kelly sufrieron por parte de su abuelo, su madre -a quien dedica el libro- se quedó desconcertada, tal y como se lo hizo saber a través de una carta. Fue en el funeral de su abuelo, Clarence Lawson, cuando Sharon Stone, que entonces tenía 14 años, y Kelly, que tenía 11, respiraron con alivio al saber que jamás volvería a abusar de ellas. 

Una de las escenas más icónicas de la historia del cine, la del cruce de piernas de Sharon Stone en ‘Instinto básico’, fue fruto de un engaño por parte de Paul Verhoeven. El director le aseguró que no se le vería nada durante el famoso cruce de piernas, y convenció a la actriz para que lo hiciera sin ropa interior para hacerlo alegando causas relacionadas con la fotografía. Sharon solo supo lo que realmente había ocurrido al ver la edición final de la película, pero no lo hizo con Vaerhoeven, sino “en una habitación repleta de agentes y de abogados, la mayoría de los cuales no tenían nada que ver con el proyecto”. El controvertido realizador acusó a Sharon de mentirosa cuando esta le echó en cara el desenlace. No ha sido este el único escándalo de Hollywood de su libro, pues asegura que un productor intentó que se acostara con un actor para lograr mayor química ante las cámaras. En este caso, no ha dado nombres, pues con sus declaraciones no busca ni la polémica, ni las ventas. “Sé que todos quienes han sido acosados o violados, cuyos trabajos han estado pendientes de un hilo y han sido sexualmente atormentados, merecen justicia. Sé que es así. Sé que todas esas pruebas que están en las baldas de las comisarías merecen ser procesadas para que esos crímenes se resuelvan. La falta de actuación policial es el verdadero crimen”, sentencia.

Su aventura musical

Sharon ha colaborado con la pop star Hayley Sales para coescribir con ella su nuevo single, ‘Never seen before’. Ambas encontraron en el romance un interesante terreno a explorar en el que sus ideas podrían encontrar un camino común, dando lugar a una balada que pone de manifiesto la honestidad de Stone a la hora de componer y la imponente voz de Hayley. “Me presenté en su casa muy nerviosa, porque nunca había co-escrito un tema con nadie y no sabía qué esperar. En cuanto entré en la habitación, los nervios desaparecieron. Ella fue muy amable y cálida, cero pretenciosa y muy abierta. Me preguntó cómo sería la canción con la que querría explicarme ante el mundo, y supe que sería un tema sobre el romance. No solo hablo del romance relacionado con el proceso del enamoramiento, sino con los del día a día”, ha explicado la cantante sobre su trabajo junto a Stone.“Trabajar con Hayley ha sido un placer, porque es una verdadera artista. Lo que más le importa es exponer la verdad de su arte. No puedo esperar para ver cómo canta esta canción sobre el escenario, casi tengo más ganas de eso que de oírla en la radio. Es guapa, pura y verdadera”, asegura Sharon.

https://www.instagram.com/p/CJPq-STJxck/

Una publicación compartida de Sharon Stone (@sharonstone)

La buenrollera de las redes

Son muchas las cuentas que destacan algunos de los posts y comentarios más sorprendentes de las celebridades, y casi en cada uno de los destacados aparece Sharon Stone. La actriz se caracteriza por comentar en las fotos y en las ocurrencias de medio Hollywood con comentarios positivos, frases cariñosas y emojis amorosos con los que demuestra que en internet no solo el odio tiene cabida, sino que el buen rollo también encuentra ahí su lugar gracias a personas como ella. De hecho, el que el tono de su móvil sea ‘Happy’, de Pharrell Williams, deja claro que las sonrisas son las que le ayudan a seguir adelante con su vida y a sobrellevar los malos momentos. Hablamos, por cierto, de una mujer que fue bloqueada de la app para ligar Bumble tras ser denunciada por diversos usuarios, que creyeron imposible que la mismísma Stone estuviera ahí para encontrar pareja. Sin embargo, parece que lo suyo con el dating no ha salido tan bien como su carrera, pues el año pasado  confesó a Drew Barrymore en ‘The Drew Barrymore Show haber tirado la toalla con el universo de las citas. “Me retiro. El mundo de las citas se ha terminado para mí”, aseguraba. “No quiero más juegos absurdos ni más mentiras. No necesito un crío más en mi vida. Creo que a la hora de hablar de la madurez emocional en las relaciones, hombres y mujeres vemos las cosas desde diferentes ángulos”.

Fuente: Leer Artículo Completo