El infierno de Steisy con la anorexia: "En un año me quedé en 43 kilos"

En una semana en la que Violeta Mangriñán ha dado un paso al frente para confesar en que ha recaído en sus problemas con la anorexia, ahora es Steisy quien recuerda el infierno que pasó en su adolescencia por esta misma dolencia. Un calvario con cuyo relato espera poder echar una mano a quienes estén en la misma situación.

También en Mtmad, como Violeta, la extronista de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ comenzaba explicando: “Fue un cúmulo de cosas, no me veía gorda solo quería ser más delgada”. Y añadía sobre las sensaciones que experimentaba en aquel momento: “Cuando dejas de comer notas el cambio, tienes unos resultados…eso hace crecer tu ego. Necesitaba llevarme al límite, automaltratarme, para sentirme bien“.

Estaba trastornada, me autolesionaba”

En un año me quedé en 43 kilos, estaba trastornada, me autolesionaba. Me llevaban a mi casa desmayada porque no comía nada”, detallaba sobre las secuelas que le dejaban esa falta de una alimentación adecuada, antes de explicar el momento puntual en el que se dio cuenta de que tenía que cambiar el chip.

Fue la reacción de su madre cuando la vio desnuda lo que provocó ese primer paso para pedir ayuda: “Empezó a llorar y chillar de los nervios, era un saco de huesos… Me obligó a ir al médico y este señor fue muy duro conmigo“. Este le indicó que, o comía, o iba a tener que ingresarla, porque estaba en condiciones de salud más que preocupantes.

Hoy, la lucha de Steisy es otra: la que libra contra esa depresión explosiva intermitente que le fue diagnosticada hace unos meses y como consecuencia de la medicación con la que pretende hacerle frente, ha cogido peso. Un peso que no le preocupa, porque ha aprendido que hay cosas más importantes que el físico. La vida le ha dado varias lecciones.

Fuente: Leer Artículo Completo