El guiño de Harry a Meghan Markle en su discurso

Tras más de un mes sin aparecer en público, Meghan Markle y Harry se han desplazado hasta la ciudad de Nueva York para celebrar el día de Nelson Mandela, establecido por las Naciones Unidas a propósito del aniversario de nacimiento del líder sudafricano.

En la Gran Manzana, donde pudimos ver ayer a Meghan Markle con bermudas, el duque de Sussex pronunció un discurso denunciando la situación actual que atraviesa el mundo y pidiendo mayor empatía y colaboración ciudadana para solventar problemas como el cambio climático. Al pronunciar sus palabras no dudó en repasar también diferentes capítulos de su vida y recordó el peso que África ha tenido en su faceta personal a lo largo de los años, desde que con solo 13 años visitara el continente junto a su madre, Diana de Gales.

https://www.instagram.com/p/B9cjuJ1JVfH

A post shared by The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal)

En su emotiva intervención y como suele ser costumbre, Harry confesó que su madre y su esposa, Meghan Markle, eran las mujeres de su vida. Sobre esta última, dijo: «Durante la mayor parte de mi vida, ha sido mi salvavidas, un lugar donde encuentro paz y sanación una y otra vez».

Emocionado al hablar de ella, frente a todos los presentes también confirmó que Meghan -que guarda grandes similitudes con Lady Di- fue y todavía es un apoyo fundamental en su vida capaz de ayudarle a afrontar la pérdida de su madre: «Es donde me sentí más cerca de mi madre y busqué consuelo después de su muerte, y donde supe que había encontrado un alma gemela».

El continente africano fue también para los duques de Sussex uno de los escenarios que más les ayudaron a conocerse al principio de su relación. Antes de su viaje a Botswana, Meghan y Harry tan solo habían tenido dos citas en Londres, por lo que este enclave supuso para ellos un punto de inflexión que les permitió conocerse mejor sin la persecución de los medios británicos y de manera mucho más íntima.

«Me las arreglé para persuadirla de que viniera y se uniera a mí en Botswana. Acampamos juntos bajo las estrellas. Vino conmigo cinco días, lo cual fue absolutamente fantástico», concluyó su discurso el príncipe Harry.




Fuente: Leer Artículo Completo