El guiño de Albert Rivera a Malú en su discurso de dimisión como líder de Ciudadanos

Se acabó. Albert Rivera deja no solo la presidencia de Ciudadanos, como se había filtrado a media mañana, sino también el mundo de la política. Muy emocionado, explicaba todos los motivos que le habían llevado a tomar la decisión de echarse a un lado tras el batacazo de ayer en las Elecciones Generales.

Más allá de que sostiene que para él siempre será un honor haber servido a España, explicaba que había motivos personales en este paso a un lado. Y nombraba a los tres pilares básicos de su vida íntima en estos momentos: sus padres, su hija y su pareja. Sí, para todos los que lo estábamos esperando, hacía un guiño a Malú.

Porque Rivera, que sin embargo no confirmaba (ni desmentía) ese rumor que nos lleva taladrando desde hace casi un mes, el de que están esperando su primer hijo juntos, si que pronunciaba unas palabras que apuntaban a que quiere pasar más tiempo al lado de la cantante, para quien quiere ser “mejor pareja”.

Lo cierto es que ni uno ni otro se han expresado con claridad sobre la relación desde que comenzó a hablarse de la misma, el pasado mes de febrero. Pero también que, con el paso del tiempo, parecen tener claro que no pueden esconderse y que hay que dar normalidad a la situación.

Esta parece ser la respuesta más contundente de Rivera a todos los que han apoyado la tesis, desde anoche, de que su relación con Malú le ha quemado como líder político. Él se mantiene firme y no piensa que nadie ni nada acabe con su historia de amor.

Fuente: Leer Artículo Completo