El conmovedor relato de la mujer de Santiago Cañizares sobre la muerte de su hijo

El 23 de marzo de 2018 se nos heló la sangre. Santiago Cañizares anunciaba que su hijo Santi, de tan solo cinco años, había perdido la batalla contra el cáncer. Su fallecimiento se convirtió en el punto de apoyo sobre el que hacer más fuerte el amor del exportero y de su mujer, Mayte García.

Precisamente esta acudió el pasado sábado a ‘Viva la vida’ para relatar, como ya he hecho en otras ocasiones, cómo fue afrontar los duros meses de lucha de su hijo y el instante en el que se despidió del pequeño. Lo hizo ante Emma García y con una serenidad y entereza que debe ser estímulo para quienes estén atravesando una situación similar.

El niño, al que le detectaron un tumor cerebral y sufrió un ictus que le dejó vegetal, fue para ella “un regalo de la vida”. Mayte explicaba cómo sacó fuerzas para tirar adelante: “Mi ilusión era que volviera a disfrutar de la vida, que volviera a sentir… y lo conseguí. Por eso me ha quedado tanta paz, porque se ha ido rodeado de su familia”.

“Era un sabio por todo lo que nos enseñaba. No pudo hablar, pero su mirada era muy especial. No tenía miedo a nada, como si supiera cuál era su final y quisiera enseñarnos el significado de la vida. Hasta el último momento me miró con paz, nos enseñó el verdadero significado de la vida”, contaba García sin que se le saltara una lágrima, con entereza.

No tengo miedo a la muerte porque me va a recibir mi hijo”

También reveló que fue la fe la que le dio la fortaleza. Empezó a rezar alentada por su cuñada, la hermana de Cañizares, y eso le dio una nueva visión. “Dios les da las peores guerras a los que pueden superarlas”, pronunciaba antes de asegurar: “No tengo miedo a la muerte porque me va a recibir mi hijo”. Un niño que asegura que, tanto ella como para su marido y sus tres hijas, es un “héroe” que les cuida desde el cielo.

Aunque no fue fácil, Mayte les explicó a las pequeñas cuando Santi llegó a casa del hospital después del ictus, que debían ayudar, ser enfermeras de su hermano. Y que lo hicieron. Porque en ningún momento les ocultaron una realidad muy dura, pero que ha servido para que la familia salga fortalecida ante este duro revés.

Fuente: Leer Artículo Completo