El coche fúnebre, un Land Rover que el propio duque de Edimburgo diseñó para su entierro hace 18 años

Fue la semana pasada, tras el anuncio de su muerte a los 99 años, cuando el Palacio de Buckingham ofreció por primera vez detalles sobre el Land Rover diseñado especialmente por el duque de Edimburgo. Anunció que el Land Rover llevaría el ataúd del duque de Edimburgo, flanqueado por portadores del féretro militares, en una pequeña procesión ceremonial en su funeral.

Ahora, también gracias a palacio, hemos sabido más datos: la reina Isabel II ha explicado en un comunicado que hace 18 años el duque de Edimburgo y Land Rover comenzaron un proyecto para crear un vehículo a medida que se utilizaría en su funeral. El coche fúnebre se fabricó en la fábrica de Land Rover en Solihull en 2013 utilizando un vehículo con chasis y cabina Land Rover Defender TD5 130 con una sección trasera abierta para transportar el féretro del duque (según su especificación exacta).

El color original del vehículo antes de las modificaciones era el verde Belice, pero, a petición del duque, se volvió a pintar con un tono verde bronce oscuro, un color que se utiliza en muchos Land Rover militares. El palacio de Buckingham ha contado que se realizaron más modificaciones a lo largo de los años y que los cambios finales se llevaron a cabo en 2019. Land Rover ha conservadoen buen estado el vehículo desde que se fabricó y lo ha preparado para el funeral en colaboración con la Casa Real.

El duque ha utilizado coches de la firma Land Rover durante toda su vida y le otorgó su Royal Warrant a Land Rover hace cuatro décadas. El príncipe Felipe visitó las instalaciones de fabricación de Jaguar Land Rover en numerosas ocasiones a lo largo de varias décadas y en 2014 acompañó a la reina cuando inauguró una planta de fabricación de motores en Wolverhampton.

Thierry Bolloré, director ejecutivo de Jaguar Land Rover, ha asegurado que para la compañía era "un gran privilegio" haber disfrutado de "una asociación muy larga y feliz con el duque de Edimburgo durante muchas décadas". Bolloré rindió homenaje al buen gusto del duque afirmando que era "un gran maestro del diseño, la ingeniería y la tecnología" que durante sus visitas "demostró su impresionante conocimiento y su profundo interés en el diseño, la ingeniería y la fabricación de vehículos (…) El duque fue un hombre verdaderamente extraordinario y lo extrañaremos mucho".

El papel original del Land Rover habría sido transportar al duque 35 kilómetros desde Wellington Arch en el centro de Londres hasta Windsor, pero la pandemia ha hecho cambiar los planes.

Artículo publicado en Tatler.com y traducido. Acceda al original aquí.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo