Dua Lipa, ¿cancelada?: la acusan de nazi por un mensaje sobre Albania

Dua Lipa la ha liado en Twitter. Y mucho. La cantante colgó ayer una imagen con la descripción: “autóctono”. Solo que escribía la palabra de una manera singular: “au•toch•tho•nous”. Y hacía una aclaración mayor: “(de un habitante de un lugar) indígena en lugar de descendiente de inmigrantes o colonos”.

No solo eso, sino que la palabra estaba escrita junto a un mapa de Albania con las fronteras anteriores a la Segunda Guerra Mundial, un trazo que incluye algunas zonas que no se consideran parte del país y que pone sobre la mesa el conflicto que, desde hace más de dos décadas, mantienen albanos y serbios.

Lo cierto es que sus palabras, y esa imagen, no han sentado del todo bien, y no son pocos los que han alzado la voz para tacharla de nazi. Y no es la primera vez que la artista ve cómo su imagen se asocia a la extrema derecha. Griegos y serbios son los que mayor indignación han mostrado ante el gesto de Dua Lipa, que no tardaba en convertirse en ‘trending topic’ acusada de nacionalista y expansionista.

Tu defensa del nacionalismo extremo y proyecto expansionista de una Mayor Albania muestra que tu mente está envenenada. Aquellos quienes lucharon por tu enfermizo sueño son señalados terroristas por el Departamento Estatal, su líder recientemente fue acusado de crímenes de guerra”, era la crítica que le realizaba el director de cine serbio-canadiense Boris Malagurski.

Aunque no todos han hecho esa lectura. Hay quienes tienen la opinión de que esta tan solo estaba transmitiendo un mensaje de unidad entre los pueblos de aquella región que se han visto enfrentados por motivos políticos durante décadas. “El tuit de Dua ¡no es discurso de odio! Dua está desacreditando los reclamos de extrema derecha que dicen que los albanos no son personas indígenas en los Balcanes. Esta misma ideología ha sido usada por Serbia para justificar el genocidio”, es uno de los discursos de la parte opuesta.

Habrá que ver si esto le trae consecuencias laborales. Si le cuesta una repercusión a la hora de que se la contrate. No sería la primera a la que le pasa factura el pronunciarse en temas políticos tan controvertidos como el que tenemos delante.

Fuente: Leer Artículo Completo