De Mar Flores a Ana Obregón: todos los romances de Bertín Osborne antes de su matrimonio con Fabiola Martínez

“Me he acostado con más de mil mujeres”, llegó a confesar Bertín Osborne (66) años, en un programa especial de Sálvame Deluxe dedicado a hablar de su vida sentimental. En el mismo, también confesó que perdonaría una infidelidad, dada la cantidad de veces que él había sido infiel. Pero también aseguró que ya no hacía eso. En aquel momento estaba casado con la venezolana Fabiola Martínez, con quien contrajo matrimonio en 2006 y cuyo divorcio acaba de anunciar ella misma.

No parece que detrás de la ruptura haya infidelidades, si no más bien un distanciamiento de la pareja que la prensa lleva notando desde 2018, cuando la ausencia de Fabiola en la vida pública de Bertín empezó a ser noticia. La relación con Fabiola, con quien se lleva casi 20 años, comenzó en 2002 y junto a ella ha tenido dos hijos en común: Enrique, de 14 años y Carlos, de 13. Sin embargo, antes de Fabiola y como bien ha confesado él mismo, pasaron muchas otras mujeres por la vida de Osborne. Hacemos un repaso de sus relaciones sentimentales.

El primer gran amor de Bertín Osborne fue Sandra Domecq. Ella le conquistó siendo muy jóvenes y se casaron cuando tan solo tenían 21 años, su relación duró 12 y fruto de la misma nacieron tres hijas: Alejandra, Eugenia y Claudia; además de su hijo Cristian, quien falleció cuando solo era un niño. A pesar de que la relación entre ambos terminó cuando aún eran jóvenes, la ruptura fue amistosa y mantuvieron una buena amistad hasta que ella falleció en 2004, a la edad de 51 años, como consecuencia del cáncer que padecía. "No te puedes casar con 21 años. Era inevitable que aquello tuviese fin”, confesó él en su propio programa de televisión, asegurando que si hubieran esperado habrían durado más tiempo. Tras su ruptura en 1991, ambos rehicieron sus vidas y ella se volvió a casar.

Otra de sus relaciones más sonadas e importantes fue con la modelo estadounidense Arianne Brown. Con ella se planteó incluso pasar por el altar, algo que no extraña teniendo en cuenta que su relación duró casi una década. A mediados de los 90 y antes de que se materializaran los planes de matrimonio el dúo se separó, pero la de Brown ya se había convertido en una de las relaciones más largas e importantes del presentador, sin tener en cuenta a sus dos esposas.

Dos de sus relaciones más sonadas en territorio nacional han sido con Ana Obregón y con Terelu Campos. El romance con la segunda nunca se ha llegado a confirmar de forma oficial, de hecho, ella lo sigue negando. En 2017 confesó en Mi casa es la tuya que se llevaban muy bien y se veían mucho porque ella “era novia de un amigo suyo”, después de que lanzaran el rumor. Terelu estaba acompañando a su madre en su primera entrevista televisada después del ictus que sufrió. “En tu casa aprendió muchas cosas, a ver si las contáis de una vez”, le espetó su hermana Carmen Borrego mientras cocinaban en el programa de Bertín. Pero no lo hicieron.

Fue en el mismo espacio televisivo dondeAna Obregón terminó confesando, después de muchos años negándolo y a diferencia de Terelu, que cuando tenían 20 años tuvieron algo más que una amistad. Ella acompañaba al exjugador de baloncesto Fernando Romay a casa Bertín y no pudo seguir negando algo que incluso él reconocía. Por supuesto, lo suyo se quedó en un amor de juventud.

Durante gran parte de los 90, Bertín estuvo viviendo en Miami, época en la que salieron a la luz varias relaciones del cantante con estrellas internacionales. Una de ellas fue la actriz, modelo y cantante danesa Brigitte Nielsen, quien además de ser exmujer de Sylvester Stallone, también mantuvo una relación que fue más allá de lo profesional con Osborne. “Es una bestia”, confesó Bertín sobre ella en el programa Tómbola después de haber terminado su romance.

De Miami a Marbella

En esos años de estancia en Miami, también se le atribuye un romance con la tenista profesional argentina Gabriela Sabatini. La amistad entre ambos salió a la luz gracias a las fotografías que les tomaron los paparazzi haciendo planes de pareja juntos, tales como salir a cenar o dar paseos, pero ellos nunca aceptaron haber tenido una relación sentimental. Lo de Gabriela ha sido siempre una asunción de la prensa, que ha considerado que, dado su historial, no podía salir a cenar con Sabatini solo en calidad de amiga.

Antes de mudarse a Miami, en el año 90, Osborne tuvo una de sus relaciones más sonadas con una española: Mar Flores. Esta última sí que fue confirmada por ambos (ella lo hizo primero), pero duró pocos meses. Todo terminó mediante una llamada telefónica en la que Osborne le confesó que estaba interesado en ver a otras mujeres a parte de ella.

Durante los años 80, cuando Bertín Osborne rondaba los 30 años, los veranos los pasaba en Marbella, como toda la jet española. Ahí estaba también Sofía de Habsburgo (63), que durante esa década estuvo viviendo en España. Era natural que ambos se conocieran en la noche marbellí e incluso llegaron a entrevistarse mutuamente para publicaciones nacionales. Pero el de la princesa Windisch-Graetz es otro romance sin confirmar. Lo mismo sucede con Lolita Flores (62) o Paloma Lago (50): también figuran entre las listas de posibles amantes del presentador que nunca se confirmron por ambas partes.

Fuente: Leer Artículo Completo