Cristina Pedroche se plantea dejar de presentar las Campanadas por las críticas

Parece impermeable. Que sabe lidiar con todo lo que se diga de ella. Sin embargo, tiene un corazoncito que, el pasado martes por la noche, quiso proteger con esa especie de armadura que daba forma a la parte superior de su vestido de este año en las Campanadas. Cristina Pedroche podría haber llegado a su límite y que su sexta Nochevieja desde la Puerta del Sol acompañando a la audiencia de Antena 3, haya sido la última (aquí, los mejores memes de su vestido).

Ha sido ella misma quien así lo ha reconocido en la reflexión que realizaba ayer en ‘Zapeando’, el espacio de La Sexta del que es colaboradora. Porque, a la vallecana, las críticas le han llovido hasta de su familia y de la de su marido, Dabiz Muñoz, con los que comió al día siguiente y tuvo que aguantar el chaparrón.

Porque, no nos engañemos, ha sido capaz de generar una expectación sin comparación alguna en cuanto al 31 de diciembre en nuestra televisión. Pero ya esta año ha tratado de protegerse de todos esos comentarios de los que es imposible aislarse por la repercusión que alcanza: “A mí me encanta hacer las Campanadas pero también puedo hacer otras cosas. Al día siguiente comí con mi familia, mis suegro… y no a todo el mundo le gustó y no se cortaron en decírmelo”.

Tardé más de 40 minutos en ponérmelo”

Pedroche también revelaba que tuvo algunos problemillas para meterse dentro de ese espectacular diseño: “No me cerraba. Era un molde de mi cuerpo y me encajaba por delante y por detrás, pero los laterales no cerraban. No era una cuestión de peso, sino de costillas“.

Y añadía sobre este vestido que ya es una pieza más en su colección de vestidos de las Campanadas: “Es una pieza única hecha para mí. Es una pieza de arte, lo pienso poner en mi casa. Tardé más de 40 minutos en ponérmelo. Estoy feliz, he hecho lo que he querido un año más”.

Ahora y a bote pronto, solo deseamos dos cosas para este 2020: que se lo piense bien, porque nos encanta ver cómo desvela el misterio de qué lleva puesto, y que su marido, Dabiz Muñoz, tenga el valor suficiente como para ponerse, también, este vestido.

Fuente: Leer Artículo Completo