Charlene de Mónaco, ¿desfigurada por una operación estética?

El ingreso de Charlene de Mónaco en un centro para tratar su “profundo agotamiento físico y emocional” está plagado de misterio. Tras pasar una larga temporada convaleciente en su Sudáfrica natal afectada por una infección otorrinolaringológica, la esposa del príncipe Alberto regresó hace unas semanas a Mónaco, reencontrándose con su marido y sus dos hijos, los mellizos Jacques y Gabriella. Sin embargo, la exnadadora, lejos de retomar su agenda oficial, decidió de manera voluntaria ingresar en una clínica de lujo en Suiza, tal y como aseguró su marido, para tratar el deterioro físico y mental que le ha acarreado la larga enfermedad por la que tuvo que ser intervenida hasta en tres ocasiones. Sin embargo, podría no ser esta la causa real de su retiro de la vida pública…

Tal y como asegura Pilar Eyre en la revista Lecturas, la princesa Charlene no está ingresada a causa de la extraña enfermedad que contrajo en Sudáfrica o por una rumoreada crisis conyugal, sino que tiene el rostro desfigurado debido a una operación estética. Según su relato, la miembro de la familia real monegasca se sometió a un estiramiento facial en Dubái y, debido a una negligencia, acabó con la cara deformada.

Sea como fuere, lo cierto es que Charlene se encuentra apartada de la vida pública y todavía se desconoce cuando podrá retomar su actividad institucional. De hecho, desde Palacio no se ha confirmado que vaya a volver a casa para pasar las fiestas navideñas, ni tan siquiera si estará junto a sus hijos en su inminente cumpleaños. Y es que el próximo viernes 10 de diciembre, Jacques y Gabriella cumplen 7 años.

«Teniendo en cuenta que ha luchado contra sus problemas de salud en los últimos meses, la princesa está actualmente convaleciente y continuará haciéndolo durante las próximas semanas, dándole tiempo a recuperarse de un estado de profunda fatiga general. Proteger la comodidad y la privacidad es esencial para su recuperación, la ubicación de la princesa seguirá siendo estrictamente confidencial», indica el comunicado oficial que se lanzó a mediados de noviembre para anunciar el retiro de Charlene. En una entrevista a ‘Monaco Matin’, Alberto de Mónaco explicó que el motivo de la retirada de su mujer de la vida pública no respondía solo a la dolencia otorrinolaringológica que ha sufrido en los últimos seis meses. «Hay fatiga, no solo física, que solo se puede tratar con un periodo de descanso y seguimiento”, confesó.

Fuente: Leer Artículo Completo