Celia Flores, hija de Marisol, se defiende de las críticas por su actuación en los Goya

Fue un momento entrañable. Emotivo. Tras lactuación de Amaia Romero rindiéndole homenaje a Pepa Flores, Marisol, en los Premios Goya 2020, donde se le entregaba el galardón de honor, era una de sus hijas la que aparecía en medio del escenario para cantar ‘Estando contigo’, uno de sus temas míticos.

Celia Flores entonaba uno de los himnos de la que fuera niña prodigio de nuestro cine… y a alguno le parecía que no estaba a la altura. Tanto, que las redes sociales no tardaron en llenarse no solo de críticas, sino de mensajes ofensivos que empañaban lo que no tenía más objetivo que ser un bonito detalle con su madre.

Así que, llegados a este punto, Celia ha tenido que salir a defenderse para frenar esos ataques injustificados. “Me aterra el mundo que estamos creando, cuando pasan estas cosas la gente te aconseja, no entres, no digas pero con el corazón en la mano creo que debemos hablar”, comienza su defensa.

Te puede gustar o no gustar algo pero la destrucción es innecesaria”

“En mi postura decir que, por supuesto no fue mi mejor día, también decir que con respeto todo se puede decir. Te puede gustar o no gustar algo pero la destrucción es innecesaria”, reconoce Celia, que también encuentra el momento adecuado para ser agradecida con quien lo merece: “Después de todo este glamour y volviendo a la realidad. Quiero escribir las cosas que pienso y siento, un millón de gracias a todos los que me habéis trasladado vuestro cariño que me queréis y conocéis”.

“Yo no fui a hacer mi música, con músicos en directo desde un lugar tranquila. Gran responsabilidad, muchísima tensión, música grabada, micrófono de felpa y sí, mi voz me temblaba y sí, nada de ello justifica que lo hiciera mejor o peor”, continúa la hija de Marisol antes de dar el valor que merecía esa puesta en escena: “No era la actuación de mi vida para que me vieran a mí, era un guiño y el paso al premio y lo importante era el premio y mi madre, no yo. He leído barbaridades, más millones de mensajes de cariño”.

Llevo muchos años luchando por mi camino respetando a todo el mundo y sin hacer daño a nadie. Intentando aprender cada día. Que por 40 segundos cualquier palabra destructiva valga y no haya ningún filtro…”, se defendía. Y hacía una reflexión sobre la sociedad que estamos creando: “Nuestros hijos van a crecer en esta sociedad que estamos creando, me da terror que los fuertes puedan soportarlo pero que los más sensibles caigan en grandes depresiones y no haya nadie que luche por cambiar esto”.

“Estoy plenamente de acuerdo con la libertad de expresión, pero no con los cuchillos envenenados en ira destructores de almas. Nunca me regaló nadie nada y seguiré luchando toda mi vida con respeto y amor“, termina Celia su defensa ante los ataques de quienes se esconden detrás de un ‘nick’.

Fuente: Leer Artículo Completo