Carlos de Inglaterra define su estilo de vestir como un reloj estropeado

Si algo diferencia a la monarquía británica de sus homólogas europeas, especialmente de la española, es que sus miembros no tienen miedo a conceder entrevistas a la prensa para mostrar su cara más humana. Pocas, es cierto. Pero las hacen. Incluso cuando el tema a tratar en la conversación es algo en teoría tan alejado de sus funciones como royal como la moda, que es precisamente el motivo que ha llevado al príncipe Carlos, futuro rey de Inglaterra, a las páginas de Vogue UK.

Allí el heredero, del que se rumorea que accederá finalmente al trono el año que viene porque la reina Isabel II tiene la intención de abdicar en él, habla largo y tendido de la importancia de apostar por la moda sostenible. Algo que por cierto él lleva haciendo a través de su Prince´s Foundation, donde ha puesto en marcha un programa de apoyo llamado The Modern Artisan Project en el que ayuda a jóvenes estudiantes a lanzar colecciones de ropa que sean rentables a la vez que sostenibles con el medio ambiente.

“Soy una de esas personas que odian tirar cualquier cosa. Por lo tanto, prefiero conservar mis prendas, incluso ponerles parches si es necesario, antes que abandonarlas. El problema es que a medida que envejeces tu cuerpo tiende a cambiar de forma y ya no es tan fácil ponerte lo que tienes guardado en el armario”, desvela Carlos en esta entrevista en la que, además de hablar, también ha posado para el fotógrafo Nick Night.

“Personalmente no puedo soportar ningún desperdicio, incluido el de alimentos. Por eso he estado hablando durante tanto tiempo sobre la necesidad de apostar por una economía circular en lugar de una lineal en la que simplemente se fabrica algo, se usa y luego se tira. Una tragedia porque con eso inevitablemente explotamos en exceso recursos naturales que se están agotando rápidamente”, explica dando a entender que el cambio climático y la protección del medio ambiente serán las grandes líneas sobre las que asentará su futuro reinado.

https://www.instagram.com/p/CHLuUiDFXC2/

“We have to clean up our act. But it can be done. There are wonderful things going on, but we need to scale up.” In the December issue, HRH The Prince of Wales talks to Editor-in-Chief Edward Enninful about The Modern Artisan, a training programme, co-founded by The Prince’s Foundation, whose students are about to launch a sustainable fashion collection with Yoox Net-a-Porter @YNAP. See the new royal portraits by @Nick_Knight for #BritishVogue in the new issue, on newsstands and available for digital download Friday 6 November. And read the interview at the link in bio. The Prince of Wales wears a linen jacket made for him 30 years ago by @AndersonAndSheppard. Photographed in the gardens at Highgrove, his Gloucestershire home, by @Nick_Knight and sittings editor @KPhelan123.

A post shared byBritish Vogue (@britishvogue) on

Aunque no es esta faceta más política lo que más llama la atención de la entrevista, sino la manera en la que el príncipe de Gales describe su propio estilo al vestir. Algo inaudito para un miembro de la realeza, que normalmente deja que sea la prensa la que analice su armario en cada salida pública que protagoniza.

"Siempre he creído que mi estilo era como un reloj parado, acierto dos veces cada 24 horas. Pero no, me alegra mucho que pienses que tiene estilo”, le dice al periodista que le entrevista. “Me preocupan los detalles y las combinaciones de colores. Soy afortunado porque puedo encontrar personas maravillosas que son brillantes creadores del tipo de prendas que aprecio, y por eso trato de que me duren el mayor tiempo posible”, concluye.

SUSCRÍBETE AQUÍ a nuestra newsletter para recibir todas las novedades de VANITY FAIR

Fuente: Leer Artículo Completo