Cambio de planes: el príncipe Harry y Meghan Markle, a un paso de instalarse en Malibú

La semana pasada conocíamos que ya hay fecha definitiva para que se ejecute el Megtrix. Será el 1 de abril cuando, durante un año, el príncipe Harry y Meghan Markle puedan trazar su camino de manera independiente a los designios y el protocolo que supone ser parte de la casa real británica. Un paso que, además, llevaría asociado que la reina Isabel II haya comenzado los trámites para impedirles usar la marca de duques de Sussex, un título que les otorgó cuando se casaron, en mayo de 2018.

Todo lo que les rodea es misterio y especulaciones. Sobre todo, porque esa huida tiene como objetivo primero apartarse de un foco mediático que habría provocado serios problemas de ansiedad a Meghan. Razón por la que el matrimonio y su hijo han emprendido ese rumbo hacia Canadá.

Pero, ¿y si tuvieran otros planes? O, ¿y si los hubiesen modificado ligeramente? es el ‘Daily Mail’ (uno de los enemigos mediáticos de la pareja) el que indica que estarían buscando una mansión en las colinas de Malibú. Una vivienda situada en un lugar absolutamente blindado, por la que pagarían 7 millones de euros y en la que tendrían vecinos tan ilustres como Robert Downey Jr y Caitlyn Jenner.

La mayor de las ventajas, es que estarían a media hora escasa de casa de la madre de ella, Doria Ragland (conócela aquí). Cuando se aventuraron a pasar las Navidades lejos de Buckingham Palace y comenzó la escisión, al menos con la reina Isabel II, ya se dijo que la idea era pasar las Navidades junto a la madre de la actriz en Los Ángeles. Y es por todos conocidos que la relación de Markle con ella es muy estrecha.

En medio de todo este batiburrillo de informaciones, emergen varias dudas. Una de ellas es cómo van a hacer frente al pago de esta casa, si tenemos en cuenta que han renunciado a los ingresos de la corona para iniciar su independencia económica de la misma. Las noticias sobre flirteos con diferentes empleos de una y otro, son constantes, pero el hermetismo que pretenden forjar en torno a su vida, no nos permite saber nada concreto y verificado.

Además, tampoco se entiende muy bien si realizarán visitas al Reino Unido para compartir el tiempo con la familia de ella y la de él, si no saldrán de Canadá, si se instalarán en Estados Unidos o si estarán saltando la frontera entre estos dos países norteramericanos. Y precisamente esto, que no sepamos nada con certeza, es lo que pretendían. De momento, ganan la batalla a la prensa.

Fuente: Leer Artículo Completo