Borat ha vuelto

Ha vuelto el periodista más famoso de Kazajistán. ‘Borat. La secuela’ se puede ver en Amazon Prime Video. Es tan buena como la primera. O tan inaguantable si el humor burranco de Sacha Baron Cohen no gusta. Sigue teniendo escenas que no crees que puedan haber sucedido de verdad. Pero han ocurrido. Además de la muy comentada encerrona a Giuliani (donde este se deja querer y excitar por una supuesta reportera), hay un descacharrante baile de debutantes que gustará a las activistas de la menstruación. En esta entrega, Borat vuelve a EE.UU. acompañado de su hija (aunque habría preferido un mono), encantada ella de vivir en una jaula. También se mezcla con partidarios de la conspiración sobre el coronavirus, asiste a mítines conservadores y ella a una reunión de mujeres republicanas a las que invita a masturbarse. El final también es un disparate. Pero eso no ha pasado.

Un jardín inglés

El británico Reginald Arkell (1872-1959) era muy gracioso. Escritor, guionista y aficionado a la jardinería, creó un personaje inolvidable en el Herbert Pinnegar de ‘Recuerdos de un jardinero inglés’ (Periférica), novela de 1950 y un clásico de la literatura inglesa. Nada que envidiar Pinnegar al mayordomo Jeeves de P. G. Wodehouse. Narcisos, orquídeas, crisantemos, dalias o campanillas azules (“tan azules que una vez que las habías visto, no podías volver a ser feliz”). Trabajo, paciencia, tenacidad y gratitud en los recuerdos del viejo Bert desde la casa que está al lado de la que ha habitado durante 60 años, donde cuidó un jardín inglés, una especie aparte. Humor, ternura, sabiduría y una ética singular: en un jardín no se puede estar enfadado mucho tiempo.

Crimen y adicción

Gente rica y guapa, crimen, traición. ¿Qué más quieres? Nicole Kidman y Hugh Grant. El veterano Donald Sutherland y la joven italiana Matilda De Angelis. ‘The Undoing’, miniserie de HBO, está basada en la novela ‘Tú ya lo sabías’, de Jean Hanff Korelitz y la dirige Susanne Bier, pero quien parte el bacalao y hace que la historia de madres ricas y matrimonio feliz que se va al garete por una tragedia sea adictiva es David E. Kelley. Y como puede pasar con Sorkin, ves las costuras y que te está atrapando con malas artes. Buenísimas desde el punto de vista de la ficción, como dejar lo gordo para el final de cada capítulo. Pero te da igual porque quieres más de esa mandanga.

La novela que no se escribió

Entre los escritores que producen fascinación está Harper Lee, escritora de un solo libro hasta que le publicaron poco antes de morir ‘Ve y pon un centinela’ (una especie de borrador de su libro importante). Me gustaba más como autora de un único libro. De ‘Matar a un ruiseñor’. Pero lo cierto es que se propuso escribir otras cosas. Ese es el objeto de ‘Horas cruentas’ (Libros del K.O.), de Casey Cep. El intento de escribir una historia sobre el reverendo Willie Maxwell que, antes de ser asesinado, tuvo a su alrededor algunas muertes sospechosísimas más el temor de sus vecinos (creían que tenía poderes). Nunca se encontraron pruebas de su culpabilidad. En 1977 fue al juico por el asesinato de Maxwell y habló con mucha gente, como había hecho para ayudar a Capote en ‘A sangre fría’. Pero ese libro nunca existió.

Fuente: Leer Artículo Completo