Así fue la cumbre de Sandringham según el príncipe Harry

Desde que se estrenó la docuserie Enrique y Meghan en Netflix, Meghan Markle y el príncipe Harry han defendido que, por fin, podían contar su propio relato de los hechos, muy distinto del que se ha publicado en la prensa durante meses. Los duques de Sussex no han ahorrado detalles sobre uno de los capítulos más escabrosos, que provocó su alejamiento definitivo de los Windsor: la reunión en Sandringham con Isabel II, el príncipe Carlos y el príncipe William en la que se decidía su futuro y a la que Meghan Markle no estaba invitada.

Durante la gira de despedida de Meghan y Harry en marzo de 2020, el príncipe escribió a los secretarios de la reina para intentar mantener una reunión con ella y acordar en qué términos quedaría su relación con la Corona. Harry solo recibió respuesta –según su relato– una vez que Meghan había regresado a Canadá para reencontrarse con Archie. La cita era en Sandringham, y los asistentes su abuela, su hermano, su padre y él.

«Imagina una mesa redonda sobre el futuro de tu vida con tanto en juego y tú, que eres la madre y la esposa, no estás sentada», cuenta Meghan en la serie antes de que Harry explique todos los detalles.

«Lo planearon para que no estuvieras presente. Tengo recuerdos felices de Sandringham, allí pasábamos las Navidades, pero ahora tenía que volver en otras circunstancias. Fui con la misma propuesta que habíamos hecho pública pero allí me dieron cinco opciones, desde la uno que era seguir dentro de la familia y sin cambios, a la cinco, que era quedar fuera de ella. Escogí la tres, tener nuestro trabajo pero también trabajar en apoyo a la reina. Fue desgarrador ver a mi hermano gritándome y a mi padre diciendo cosas que no eran verdad«, cuenta Harry sobre una reunión que hizo correr ríos de tinta.

«Mi abuela estaba callada asimilándolo todo. Desde la perspectiva familiar, hay una forma de hacer las cosas y su mayor responsabilidad es la institución. La reunión terminó sin un plan de acción. Necesitaban creer que éramos nosotros los que teníamos problemas y no que los medios nos causaban tanto dolor. Lo más triste fue la distancia que se creó entre mi hermano y yo. Está dentro de la institución, tiene asumido que parte de su responsabilidad es la supervivencia de la institución. Nadie me preguntó sobre el comunicado conjunto que dijo que habíamos emitido. No les importó mentir para proteger a mi hermano pero no dijeron la verdad para protegernos», relata Harry.

Tras la reunión, el príncipe Harry voló a Canadá para reunirse con Meghan y Archie, y diseñar cómo sería su nueva vida lejos de Gran Bretaña.



Fuente: Leer Artículo Completo