Arantxa Sánchez Vicario se rompe en ‘Palo y Astilla’ al hablar de sus padres

  • Tras su divorcio, Arantxa Sánchez Vicario ha querido hablar de su vida más íntima.
  • Arantxa Sánchez Vicario con el tema de sus padres: “Ya pedí perdón en su día, se fue de las manos”.

    Arantxa Sánchez Vicario ha sido la invitada de esta semana a ‘Palo y Astilla’, el nuevo programa de entrevistas de Mamen Mendizábal. La extenista ha hablado de muchos momentos íntimos de su vida, en concreto, no ha podido evitar no emocionarse al hablar de sus padres. Muchas han sido las polémicas que ha generado la familia de Arantxa y para ella fue un momento de lo más desagradable. Un momento de su vida de lo más doloroso del que jamás podrá olvidarse.

    Arantxa se ha enfrentado a sus temibles miedos y ha respondido a la gran frase de Mamen: “¿Quieres sacarte de encima esa imagen de hija mala?” .”Muchas cosas se podían haber evitado… Ya pedí perdón en su día, se fue de las manos”, explicaba arrepentida la extenista confesando que ahora sus padres y ellas son uña y carne, en concreto con su madre, Marisa Vicario. Cabe recordar que tanto ella como su ex marido, Josep Santacana, fueron totalmente repudiados por la familia de Arantxa en 2016. Ahora se ha divorciado y este duro momento lo ha pasado con ellos, bajo el cuidado y el cariño de sus padres.

    Empezó a competir desde bien pequeña y sus padres han estado ahí apoyándole en todo momentos, aunque la ex tenista reconoce que fueron algo duros: “llevaba una vida diferente a las niñas de la misma edad y tenía que estar centrada en lo que estaba haciendo”, explicaba sobre su madre. Ahora que ha tenido hijos, dice, entiende que sus padres siempre “han querido lo mejor” para ella, pero en ese momento no se daba cuenta. Con respecto a sus duros enfrentamientos, Arantxa ha vuelto a pedirles perdón y se ha derrumbado con Mamen.

    “Si no fuese pública no hubiese pasado así”, reconoce claramente Arantxa, pero sabe que la vida pone a cada uno en su lugar y ella está dónde tiene que estar, con su familia: “Soy humana y pedir perdón cuesta pero hay que hacerlo… Yo ya lo he hecho, mi familia ya lo sabe y hay que mirar para adelante. Lo que hice el presente lo cambiará“.

    Fuente: Leer Artículo Completo