Ana María Aldón destapa su drama familiar en Nochebuena

  • Ana María Aldón defiende a José Ortega Cano de la última pulla de Rocío Carrasco
  • ¿Por qué Ana María Aldón no va a los homenajes a Rocío Jurado?
  • Ana María Aldón y Gloria Camila hacen piña

    Ana María Aldón tenía un plan muy especial para Nochebuena: disfrutar de su hijo José María y de los regalos de Papá Noel. Un plan que ha sido difícil de llevar a cabo pues un problema de salud empañaba la noche al hijo de José Ortega Cano. Así lo ha comunicado Aldón en redes sociales donde ha compartido el susto que ha recibido después de que su hijo haya estado con 39,5 de fiebre toda la noche, uno de los síntomas de la nueva variante de la Covid-19.

    La colaboradora ha querido salir de dudas e ir al hospital para confirmar el diagnóstico para realizarle una PCR. «Con la ilusión que tenía de que esta noche viene Papá Noel y al final nos vemos en el hospital con 39,5», escribía Aldón en la sala de espera del centro de salud mientras esperaba a que se realizara la prueba. Ana María, agobiada, esperaba junto a su pequeño esperando poder obtener los resultados a tiempo y que estos fueran negativo para poder disfrutar de los regalos esa misma noche.

    Sin embargo, los laboratorios no dan a basto en los últimos días y los resultados del PCR se demoraron más de la cuenta. «Me paso por aquí para deciros que estamos aquí el niño y yo encerrados en la habitación porque estamos esperando el resultado de la PCR. Hasta que no lo tengamos no podemos sentarnos todos en la mesa», explicaba Aldón quien veía un rayo de luz en la situación de su pequeño ya que «los demás tenemos test de antígenos negativo pero el niño está esperando el resultado. Con 39,5 de fiebre ya es algo. De momento precaución».


    Aldón siguió compartiendo durante la noche cómo evolucionaba el pequeño y si había tenido novedad de los resultados. La mujer se había confinado con él en la habitación a la espera de poder sentarse con el resto a una mesa preparada para 7 comensales, tal y como ella mostraba en un story de Instagram. Sin embargo, a las doce de la noche Ana María desistió de esperar y se quitó el maquillaje y el elegante mono que llevaba para ponerse el pijama. A las dos de la mañana seguía sin noticias de esta PCR.

    Fuente: Leer Artículo Completo