Amparo Sandino: «He sido la primera latinoamericana que firmó con una multinacional en Estados Unidos»

  • Las mejores películas de Netflix de 2022.
  • El horóscopo de los famosos para 2022.
  • Las 50 famosas más guapas del mundo.

    Amparo Sandino lleva años residiendo en España y, aunque sus antepasados son sevillanos, afirma que siempre se va a sentir colombiana. En los noventa se convirtió en una estrella latina, aunque ella reconoce que nunca le ha gustado que la considerasen un producto. En 2003 aparcó la música para cumplir el sueño de ser madre junto a su marido. Hace unos años volvió y ahora acaba de lanzar su canción ‘No me lastimes’. «Se habla del empoderamiento, pero no por el lado del feminismo que tanto está de moda, sino por el lado de que hay que quererse a uno mismo y saber qué hay que decir y qué no cuando te sientes incómodo», asegura sobre su nueva canción.

    Amparo, ¿te han lastimado muchas veces?
    Solamente dos y han sido dos amigas. Los hombres no me han lastimado, o por lo menos no ha sido una cosa dramática. Yo esta canción la veo más por el lado de las amistades o por esa gente que te encuentras y son ‘chupópteros’.

    Durante estos más de 25 años de carrera, ¿has encontrado ‘chupópteros’?
    He encontrado de todo. Donde me han partido el corazón por amistad y me han lastimado, ha sido en mi carrera musical. Uno tiene que saber perdonar para estar bien con uno mismo, pero me cuesta mucho trabajo perdonar a esas dos amigas. No soy perfecta.

    Ahora vives en España tras una etapa en Londres, ¿te has encontrado una España diferente?
    Mi marido es español y aquí tuve a mi hija. Madrid me encanta, pero después de pasar 14 años en Londres, me di cuenta que soy muy latina y necesito desorden. Le dije a mi marido que tenía que volver.

    Tuviste un parón profesional en 2003, que duró hasta 2016, ¿por qué ese parón?
    Porque quería quedarme embarazada. Yo estaba acostumbrada a recorrer el mundo, y no me sentía frustrada por parar. Estaba un poco hastiada del mundo de la música.

    ¿Por qué estabas saturada?
    Yo soy compositora y cantante, pero soy músico. Me costó darme cuenta que era un producto, como la pasta de dientes.

    ¿Te has sentido alguna vez estrella latina?
    No, pero sí he sido la primera latinoamericana que firmó con una multinacional en Estados Unidos y he abierto puertas a mucha gente y, sobre todo, a mujeres compositoras. Yo no quería ser una mujer para enseñar la pierna, yo enseño lo que quiero y hago que la gente se lo pase bien con mi música.

    «No me costó volver a la música aunque desconecté muchísimo»

    Después de ese parón, ¿te costó volver?
    No, aunque desconecté muchísimo. Yo durante ese tiempo en Londres di clases de guitarra. Fue mi hija la que me dijo que volviera a cantar. Así que, paré por ella y volví por ella. Yo no me planteaba volver, pero ella ya tenía 14 años y me lancé otra vez. Pero claro, el mundo de la música había cambiado.

    Eres de esas artistas que se sabe reinventar.
    Claro que sí, yo me paso el tiempo reinventándome y no me importa porque yo creo que es algo bueno.

    ¿Te gusta más el mundo musical de antes o el de ahora?
    Sinceramente, el de antes, porque el de ahora es mucho trabajo con las redes sociales. De todas maneras, a mí me gusta el cambio y lo que he hecho es rodearme de gente joven.

    A post shared by Amparo Sandino Oficial (@amparosandinomusic)

    ¿Echas de menos Colombia? ¿Te retirarías allí?
    ¿Retirarme para qué? La música es universal y hasta que pueda componer y cantar lo haré, porque es lo que quiero. A mí lo de la fama nunca me ha gustado. Yo soy feliz cuando mi marido y mi hija me dicen que me admiran. Yo aunque no vaya a Colombia, voy a seguir siendo colombiana toda la vida.

    Tu marido no se dedica a este mundo, ¿ha sentido celos alguna vez?
    ¡Nunca! A la semana de tener a mi hija, ya me estaba preguntando cuándo iba a volver a cantar. Yo solo quería estar con mi bebé. Pero ahora cuando he vuelto, tenemos un pacto: No estar más de diez días separados.

    Es bonito echarse de menos.
    Claro que sí. En Semana Santa me tuve que quedar en Madrid con mi hija, que ya tiene 18 años, pero tenía exámenes, y él se fue cinco días a Andalucía. Es importante darse espacio.

    «Carlos Vives y yo tenemos una amistad muy bonita»

    ¿Tu hija va a seguir tus pasos?
    No, aunque toca fenomenal el piano.

    Empezaste muy joven en la música.
    Sí, porque mi madre era pianista y para mí la guitarra ha sido mi compañera de viaje toda la vida. Yo desde muy joven he estado en el circuito de la música en Bogotá. A Carlos Vives le conocí en un local donde íbamos y el que mejor cantaba ganaba una botella de aguardiente.

    ¿Continúa esa amistad?
    Sí, tenemos una amistad muy bonita.

    Estilismo: María Álvarez. Maquillaje y peluquería: Pablo Cerdán. Agradecimientos: Restaurante Lagasca, 19. C/ Lagasca, 19. Madrid. Telf.: 910 053 532. www.lagasca19.rest

    Fuente: Leer Artículo Completo