Alejandra y Eugenia Osborne lloran la muerte de Mercedes Domecq Ybarra

Alejandra y Eugenia Osborne acuden al último adiós a Mercedes Domecq Ybarra. La viuda del rejoneador Fermín Bohórquez falleció, a los 70 años, víctima de una larga enfermedad y tras permanecer ingresada, en los últimos días, en un hospital. En la mañana del 27 de octubre, familiares y amigos de Mercedes Domecq, que era madre de seis hijos, se ha reunido en la iglesia de San Mateo, de Jerez de la Frontera, la misma en la que se casó con el rejoneador en 1968, para su último adiós. La fallecida estaba muy unida a este templo porque fue camarera de Nuestro Padre Jesús de las Penas de la hermandad de los Judíos de San Mateo.

Mercedes era una mujer muy querida en Jerez de la Frontera y numerosos rostros conocidos se han dejado ver en la iglesia para su último adiós. Dos de las personas que han acudido al funeral han sido Alejandra y Eugenia Osborne, las hijas mayores de Bertín Osborne, y que son Domecq por parte de madre. También acudió a la misa la diseñadora Inés Domecq, sobrina de la fallecida, que arropada a su padre, Huberto que acaba de perder a su hermana. No ha sido un año fácil para la familia Domecq que, a la pérdida reciente de Mercedes, se une la muerte de Titi y José María, hermanos de la viuda de Fermín Bohórquez.


Entre los asistentes al último adiós de Mercedes, oficiado por el obispo don José Rico Pavés, hemos podido ver a Curro Romero y su esposa, Carmen Tello. El maestro, que acaba de perder a la que fue su primera mujer, Concha Márquez Piqué, se apoyaba en sus familiares y un bastón para poder caminar. Julián López, El Juli, acudió al sepelio con su esposa, Rosario Domecq, familia de la fallecida y que recibía el pésame de los presentes.


Antonio Romero y Rafael Ruiz, más conocidos como ‘Los del Río’, también acudieron al sepelio ya que mantienen una estrecha relacióncon la familia de ganaderos. Jerez de la Frontera llora la muerte de Mercedes Domecq y, desde Diez Minutos, nos sumamos a las muestras de condolencias. ¡Descanse en paz!


Fuente: Leer Artículo Completo